Cosas raras que hace la gente con la polla

Hace pocos meses escribí un artículo sobre los objetos raros que la gente se introduce por el ano y que terminan en urgencias, y hoy os voy a escribir otro artículo de cosas raras que hace la gente con su polla, desde dónde mete su pene hasta cortárselo y comérselo. ¡Sí, sí, hay casos reales! ¡Pero vosotros no hagáis esto jamás en vuestra vida! ¡Es peligroso y mortal! Comenzamos el artículo.

"Penes atrapados en aros y tubos de acero"

Yo no me fío nunca de la televisión y de la prensa, porque sólo son brazos ejecutores propagandísticos de la línea oficial de los políticos que gobiernan, pero el caso que os explico se hizo muy famoso en medios españoles, y hay gran cantidad de testimonios, incluso bomberos, que lo corroboran, así que voy a darla por real.

En el año 2012 en Granada, una ciudad española, un hombre había metido su pene en un cilindro de acero de dos centímetros de diámetro y ocho de longitud, como parte de una práctica sexual, y desde el servicio de Urgencias del Hospital Ruiz de Alda llaman al servicio de Extinción de Incendios de Granada porque los bomberos eran la única opción en esa urgencia de cortar el acero. Sólo había dos soluciones, que eran cortar el acero o cortar la polla, y los médicos optaron por la primera. Conociendo el humor español, más de uno está ahora diciendo que él hubiera optado por la segunda opción.

La inmensa inflamación de la polla al meterla en el tubo estranguló el miembro viril, que impedía perder la erección y bajar la inflamación, y sacarlo era imposible. Dicen que el glande, que había salido por el otro extremo del tubo, medía más de doce centímetros y tenía un grosor de más de cuatro. ¡Qué imagen más espantosa! ¡Es horrible! En su normalidad, es una cabeza que hace dos por dos, quizá un poco más, aproximadamente. ¡Doce por cuatro medía ese glande! Es Goliat. Tiene que ser inolvidable la imagen de un glande de ese aspecto. ¡Traumático! ¡Yo quiero ver foto! ¡Vale, vale, voy a ponerme serio otra vez!

Había riesgo de gangrena, así que lo metieron en un quirófano, con los bomberos dentro, y durante casi dos horas estuvieron serrando con una pequeña fresadora todo el corte longitudinal del tubo. Se hizo en el quirófano porque si el bombero fracasaba le cortaba la polla y tenían que amputar de urgencia, pero gracias a la maravillosa precisión de los bomberos todo salió bien.

No es el único caso. Los bomberos del Parque Comarcal del Baix Vinalopó también tuvieron que intervenir en 2018 en el Hospital del Vinalopó, en Elche, porque un hombre había metido su pene en un anillo de acero y no podía quitárselo, y también había ocurrido un caso similar dos años antes. El ser humano no aprende ni de los errores de los demás.

Por demostrar que estas prácticas también pasan por todo el mundo, en Alemania un hombre metió su pene en el agujero de un disco de pesos. Quizá estaba haciendo real aquella frase de que estaba realizando pesas con la polla, pero fuese cual fuese su objetivo su pene se quedó atascado, hasta que después de tres horas lo llevaron al hospital, lo sedaron, y los bomberos de la ciudad de Worms, Alemania, cortaron en pedazos el disco de pesos usando un triturador de corte, una sierra vibratoria y un dispositivo hidráulico. Yo estoy imaginando que llega a fallarle el pulso al bombero, o llegan a calcular mal, y eso es lo que se dice "machacarse la polla" de verdad, ¡pero no, no, no! ¡no sufráis! también salió bien. Los bomberos son un gran cuerpo, aunque no deberían de estar para salvar la polla de imprudentes.

En la cultura de nuestro país, que aquí hacemos chistes de todo, da para muchas bromas, pero hay que ser conscientes que estas situaciones también terminan mal, con la pérdida del glande, del pene o incluso puede morir la persona si provoca infección grave, por desangrarse, o por gangrena.

"Por qué mete la gente la polla en aros y tubos"

Desde siempre, muchos hombres están preocupados por su erección. Quieren la polla bien grande, bien dura, bien larga, y que aguante como un campeón. ¡La polla triunfadora! ¡La polla campeona!

El sexo masculino, no todos también es cierto, siempre ha buscado tener erecciones perfectas en sus relaciones sexuales. Hay hombres que dirán "ey, yo no, yo no" y tienen razón, hay hombres que no les preocupa, pero aquellos otros hombres que sí les preocupa son los que cometen estos errores que terminan en los hospitales.

En la obsesión de alcanzar esas majestuosas erecciones, se ha llegado a un extremo donde hoy en día hay fármacos y sustancias de las cuales no voy a hablar nada, salvo para decir que soy totalmente contrario al uso de esa mierda química y pienso que la gente no debería de usarlas ni tomarlas, aunque la realidad es que es un mercado enorme que mueve millones de euros al año.

Otro método muy antiguo y popular, sin hablar de pastillas, es colocarse aros o anillas en la base de la polla. También hay gente que se las pone detrás de los testículos. Se coloca antes de la erección, y el principio básico de esta táctica es congestionar la sangre cuando la polla alcanza su erección, de tal forma que queda atrapado el riego sanguíneo, no se va y la erección sigue intacta, porque la polla sigue llena de sangre que ha llegado con la erección y ahora no se va por el aro.

Esto sería explicado de forma básica y simple. Un doctor o doctora os lo explicaría mucho mejor con tecnicismos, pero yo os cuento el principio del uso del aro, que es conseguir erecciones más duras y prolongadas.

Hay productos de juguetes sexuales ya diseñados para esta finalidad, pero hay gente que opta por el método casero, y aquí ya empiezan los problemas y las ocurrencias surreales, pero no es ninguna idea nueva. Nuestros antepasados lo hacían con cordones, con la misma lógica que es estrangular la polla para que no se vaya la sangre y quede la erección.

Esta es la causa principal y mayoritaria por la cual la gente mete su polla en aros, pero no es la única.

Hay gente que usa cualquier agujero para masturbarse y simular que están follando. El acero o el hierro no tienen nada que ver con las paredes elásticas vaginales de una mujer, ni tan siquiera con el culo de un chico o de una chica, pero es una realidad innegable, y hay hombres que se masturban como si estuvieran follando en aquellos agujeros donde la polla entra justa y frotándose. Es su gusto. Cada uno tiene su gusto y sus preferencias. Yo no meto la polla en aceros y cosas así, a ver si me voy a rascar o se me va a atascar, pero hay que respetar la gente que realiza esta práctica. Esto en su derecho y es su libertad, aunque yo no lo comparto y no lo recomiendo, y hay que comentar que es muy peligroso, tal como se ha visto.

"Gente que se corta el pene, o que le cortan el pene"

Hay muchas razones por las cuales una persona se corta el pene, o se lo cortan.

Comenzaré hablando por la causa del canibalismo, y sin dudas el caso real más famoso en todo el mundo fue el de Armin Meiwes, conocido como el "caníbal de Rotemburgo", en Alemania, que buscaba a un hombre dispuesto a dejarse comer. Conoció por una web a Bernd Jürgen, ingeniero diplomado, que quería ser devorado, y de esa combinación no podía salir nada bueno.

La víctima le dio su consentimiento para matarlo y comérselo, así que quedaron, le cortó para empezar el pene para comérselo los dos juntos, cortado en dos trozos, mientras grababan todo en cámara en vídeo para recordarlo. Después lo mató a cuchilladas y cortes en la garganta, lo descuartizó a trozos, guardó partes del cuerpo en el jardín, y conservó la carne restante congelada para ir comiéndoselos en los meses siguientes.

El asesinato ocurrió la noche del 9 y 10 de marzo del 2001, y la historia impactó muy duro en Alemania y en el mundo, se hicieron canciones sobre el caso, y hay entrevistas con él en prisión, donde no muestra ningún remordimiento, sino que dice que así estarán para siempre juntos al tenerlo dentro. ¡Yo alucino! ¡No me salen palabras! ¡No sé qué decir! ¡La humanidad se va directa a la extinción! ¡A tomar por el culo la especie humana!

Analizaré el hecho lo mejor que puedo, dentro de mis limitaciones. Es cierto que los chicos decimos muchas veces en nuestras relaciones sexuales la manida frase de "cómeme la polla", pero es metafórica. ¡Es un decir! ¡No es comérsela real! ¡No es eso! ¡No!

Muchas veces se dice las frases de "cómeme el nabo", "cómeme la salchicha", "cómeme el plátano", pero nadie se levanta y va al frigorífico y se pone a comerse las frutas y verduras de la nevera. ┐Por qué no? Porque no es una zanahoria. Tampoco es una salchicha. ¡No! ¡Es también metafórica! No obstante, tengo una duda. ┐Se comen la polla con la piel, o la pelan como un plátano?

En ese momento se comió el pene y mucho más del cuerpo, pero curioso empezaron por el pene. Quizá es porque no tiene hueso, y mucha gente compra el pollo deshuesado en la carnicería, pero estos dos no querían pollo. Querían polla.

En finů que los jueces del tribunal de Cassel, en Alemania, condenaron a Meiwes a tan sólo ocho años y medio de cárcel, pero finalmente la Audiencia Territorial de Fráncfort lo condenó a cadena perpetua, el Tribunal Supremo alemán ratificó la condena, y el Tribunal Constitucional también ratificó la condena, y eso es ahora, cadena perpetua.

Hay más causas por las cuales se cortan la polla, y un grupo muy numeroso son los ataques de celos y las infidelidades. Hay un montón de casos. No hablo de uno, dos, cinco o diez casos. No, no. Hay centenares de casos y todo tipo de estrategias de las novias celosas para cortar el pene a su pareja como venganza.

He leído bastantes casos con la estrategia de ponerles a los novios sedantes en la comida o en la bebida, y cuando están dormidos ejecutan su venganza y le cortan la polla. No hace mucho leí en una revista médico el caso de un chico que llegó al hospital después de haber sido sedado por su novia celosa y que ella le cortara el pene cuando dormía, aunque claro, del corte se despertó, pero los daños eran severos y en urgencias no pudieron reimplantar el miembro. Hay bastantes casos que reúnen estos ingredientes.

En Tailandia, una mujer le cortó el pene a su marido con un cuchillo de 30 centímetros cuando estaba durmiendo al descubrir que le era infiel, y tiró la polla por la ventana para que no pudieran encontrarlo. Imagínate que en ese momento pasas por la calle mirando las bonitas estrellas, bostezas y ¡toda la polla en la boca! Hubiera sido muy graciosa la noticia así, pero esto de las estrellas me lo he inventado yo. Por resumir cómo acaba la noticia, la policía encontró la polla, la pusieron en hielo y lo llevaron al hospital de Samitivej Sriracha para que los cirujanos lo reimplantaran, pero no pudieron, y ella quedó detenida.

En Perú, concretamente en un hostal del distrito limeño de Breña, una mujer fue detenida por los vigilantes cuando escucharon los gritos de un hombre al que su pareja le había cortado el pene por celos, pero esta chica no tiró el pene por la ventana. Lo tiró al lavabo.

En Argentina hubo un caso en 2017 muy famoso, que fue el de Brenda Micaela Barattini, una chica argentina que, sin estar muy claro si fue por celos, o por venganza de difundir un vídeo sexual, u otras causas, le propuso a su amante tuviera los ojos vendados, y una vez estuvo el chico con los ojos vendados sacó unas tijeras de podar que había escondido debajo de la cama y le cortó el pene y los testículos. La condenaron por unanimidad a 13 años de prisión por un intento de homicidio con el agravante de alevosía.

¡Hay muchos más casos! Podría escribir horas sólo de este tema, pero tengo que hablar del mítico caso de John y Lorena Bobbitt. Este caso fue portada de telediarios, programas televisivos y todo un fenómeno mundial.

Esta historia no fue por celos. Fue una relación machista y con maltrato, y encontraréis miles de artículos por internet y programas televisivos sobre esta historia. Ella, Lorena Bobbitt, llevaba sufriendo malos tratos más de cuatro años después de su boda, y la noche del 23 de junio de 1993 cogió un cuchillo de cocina y le cortó el pene a su marido.

La historia está documentada, hay capítulos hablando de ello, porque la reacción de la sociedad en esa época no es como ahora cuando escribo el artículo. De ella salieron muchas bromas, y él podría decirse que se convirtió en una estrella de fama mundial. Le reconstruyeron el pene con muy pocas secuelas físicas, y aprovechando John Bobbit su fama hizo de todo. Incluso en la industria porno hizo una pequeña incursión porno, y todo el mundo quería ver ese película porno para verle la polla, aunque se quedaron con las gana porque usaba prótesis. Comenzó a participar en muchos programas de televisión invitado, y durante muchos años tuvo mucho éxito. ¡Es así de ridículo muchas veces la reacción de la gente!

En documentales actuales se enseña que John Bobbit, tras su divorcio con Lorena, había pasado por la cárcel dos veces por haber agredido a mujeres, por el robo de una gran suma de dinero en una tienda, y había sido denunciado en varias ocasiones por episodios de violencia doméstica. En realidad, de esta historia hay de todo, canciones, libros, documentales, se menciona en series, y se puede seguir todo el día a día, desde cómo eran entonces o su encuentro en el programa de Oprah en 2009, hasta qué hacen ahora, y cómo son ahora. ¡La gente es morbosa! Seguro que alguno de vosotros y vosotras, que estás leyendo el artículo, también lo vais a mirar. ¡Alguien habrá! ¡Ya veréis que sí!

Una tercera causa, muy serio este punto y aquí fuera bromas, es la gente que se corta la polla como rechazo a su género sexual porque no se siente identificado o identificada, y quiere ser el sexo contrario. Hoy en día está avanzando la atención a la transexualidad y al cambio de género en todos los campos, en su atención psicológica, médica, sanitaria, social, y es un tema en el cual se está trabajando de forma concienciada. Hay que seguir con los avances en esta materia, y en este tema no hago bromas.

Sin embargo, hay otro tipo de gente que se corta la polla por otras causas que son imprecisas, o difíciles de entender, al menos para mí. Justo cuando escribo este artículo en 2021 coincide exactamente que se está celebrando un juicio en la Audiencia Provincial de Zaragoza, España, contra un hombre acusado de amputar el pene a su compañero de piso, por deseo de éste y a cambio de 200 euros, tal como consta en su tercera declaración delante de la policía. En las dos primeras declaraciones delante de la policía dijo que se mutiló él mismo. Ahora resulta que en el juicio la víctima cambia la declaración, exculpa al acusado, y dice que se autolesionó, con lo cual la Fiscalía pide que se investigue a la víctima por falso testimonio.

¡Vamos a ver si lo entiendo! Las dos versiones en declaraciones es una versión de cortarse la polla en una propia automutilación, y la otra declaración es el presunto hecho de haber aceptado cortarse la polla por 200 euros. No es un millón de euros ni dos millones de euros. ¡No! ¡Son 200 euros por la polla! ¡Pues no lo entiendo! ¡Ni una versión ni la otra! ¡No entiendo ninguna de las dos! ¡La humanidad cada vez es menos humana!

"Asumir la realidad de que en las erecciones hay desde fracasos hasta éxitos"

Las erecciones de la polla es un mundo muy singular.

Cuando estás en la adolescencia, y ya comienzan esos cambios hormonales propios de esta etapa, la polla va a su ritmo. Es como si tuviera vida propia. Yo tuve una etapa a los quince años que estaba como amargado, porque se ponía el pene duro en los momentos más inoportunos. Recuerdo que estaba trabajando de camarero unos meses de verano, y de repente en medio de los clientes comenzó a ponerse dura, y yo "no, no, ahora no, baja, baja", pero la polla dice que una mierda, que ni caso, que hace lo que quiere, y fui al lavabo para ver si se iba la erección meando. Salió el chorro de orina a toda presión contra la tapa levantada, como si fuera la manguera de los bomberos, y yo "joder, para abajo, para abajo", torciendo la cintura, doblando costillas, casi en plan contorsionista, y cuando por fin pude apuntar bien ya quedaba un par de gotas por escurrir, y la polla que no bajaba, y yo tenía que seguir trabajando, pero no podía salir con los pantalones a reventar. ¡Qué mal lo pase!

Esa etapa tuve muchas historias, y nos ha pasado a todos los hombres, pero comentaré, dirigido especialmente a la gente que no tiene cultura sexual, que no se piensa en sexo, no estaba mirando a chicas, no había anuncios de lencería ni cuerdas ni bondage ni nada. Es una reacción hormonal del cuerpo, que te venía la erección por sorpresa, y a esa edad se pone dura como piedras por nada. Es incontrolable, y se pueden tener muchas erecciones espontáneas de poca duración cada día. No pasa nada. Indica que está habiendo una producción hormonal en el cuerpo, pero yo no lo sabía, y me compraba camisetas muy largas, que así las llevaba por fuera de los pantalones y se disimulaba.

Después de esta etapa, te das cuenta que la polla está torcida a la izquierda, y piensas que esta deforme o se ha roto de tantas erecciones. ¡No, no, no! ¡Tranquilos! Esas frases de la polla toda recta adelante sólo es en literatura, en porno y relatos eróticos. En realidad, tira un poco a la izquierda. No es recta realmente la erección.

En la juventud y adolescencia una persona joven, en su estado normal, no tendría que tener problemas en mantener la polla dura, porque de hormonas va que le sobran, pero hay factores que influyen en el éxito de la polla dura. La timidez, la vergüenza, la inexperiencia, los nervios, el cansancio, el consumo de drogas o alcohol, entre otros ejemplos, influye en la excitación, y puede ser que la erección sea una mierda o que no se consiga levantarla, y a tomar por el culo entonces la erección sexual.

No pasa nada tampoco. Así se aprende que el próximo día el alcohol o las drogas depresoras no se toman antes de follar. Son lecciones de la vida. En ese aspecto, yo he tenido mucha ventaja, porque soy abstemio, no bebo alcohol, no he fumado nunca, y nunca he consumido drogas. ¡Problemas que me evitaba!

Con el tiempo, alcanzada cierta edad, la polla comienza a tener sus días malos. Sigue a su ritmo, a lo suyo, como si continuara teniendo vida propia, independiente, como un gato, y entonces comienza esa etapa de las erecciones que el pene va diciendo "hoy no tengo ganas", "estoy cansado", "me declaro en vaga", "estoy de huelga", "tengo sueño", "ya trabajé la semana pasada", o "me duele la cabeza", y aquí ya comienza esa etapa donde el hombre se mira la polla y le pregunta a su propia polla cómo le va a doler la cabeza si no tiene, y le dice que sí, que es la punta, y tú discutes con tu polla y le dices que no, que eso es el glande, pero no se puede empezar a discutir hablando solo con tu polla, porque tu pareja va a pensar que te has vuelto loco.

Todo esto son procesos normales de la naturaleza humana, y con estos ejemplos quiero mostrar que hay que aceptar que en las erecciones hay de todo, desde espectaculares y espléndidas hasta flácidas y fallidas. Es encontrar la causa del fallo, y corregirlo. Le ha pasado a todos los hombres, incluso esos machitos que van diciendo que ellos no fallan nunca y que funcionan siempre. ¡Y una mierda! Ningún humano está por encima de la naturaleza.

Por eso existen esto deplorables inventos de los succionadores, los aros, y los medicamentos, que genera millones y millones de euros al año, y en cuyo mercado hay incluso falsificaciones y tráfico ilegal que persigue la policía porque es delito. Yo no los uso, no compro, y soy contrario a estos inventos. ¡El día que no se levante la polla, buscaremos otra diversión! ¡Lo asumimos mi pareja y yo! Los dos somos partidarios de conocer o leer las señales que da el cuerpo, y aprender a gestionar la naturaleza humana.

"Conclusiones sobre lo que hace la gente con la polla"

Sin embargo, tal como queda demostrado en el artículo, la polla para mucha gente es mucho más importante que el cerebro, la inteligencia, la personalidad, el sentido común, la confianza, el respeto, la unión, la honestidad, y cuanto vosotros y vosotras mismas queráis incluir en esta lista.

Para mucha gente, y hablo de millones de personas, lo primero es lo polla. Lo demuestran los hombres que buscan erecciones épicas y majestuosas con formas peligrosas que terminan en urgencias y algunos casos en muerte. Lo demuestra la industria farmacéutica con miles de millones de euros en fármacos para erecciones. Lo demuestra el mundo de los juguetes eróticos y productos para las relaciones sexuales. Lo demuestran los caníbales fijados en el pene. Lo demuestran los ataques de celos cuya venganza es cortar la polla. Para mí, es ridículo, patético, vulgar, ruin, vergonzoso y simplista, que en la lista de importancia figure, arriba de todo, la polla. ¡Es lamentable! Pero, al fin y al cabo, ya lo dice una barriobajera frase española, haciendo referencia a las actitudes incomprensibles de la sociedad, ¡la gente es la polla!

 

Todo el contenido es de mi propiedad y autoría, y yo soy el único autor de todos estos artículos.

Está estrictamente prohibido su reproducción, comercialización, copia, publicación, y cualquier otro uso no autorizado previamente por escrito. Cualquier interés que tengas, sea cual sea y seas quien seas, es obligatorio mi autorización previa por escrito.

Se emprenderán inmediatamente todas las acciones legales que se estimen oportunas contra cualquier persona, portal, foro blog, web, perfiles, periodistas, medios de comunicación, grupos, empresas, e incluso Administración u Organismo, sea oficial o no oficial, del ámbito público o privado, que vulnere mis derechos, y haga uso prohibido y/o no autorizado.

En caso de estar interesado/a en este artículo, escribe para solicitar la autorización a mi dirección info@exoticbondage.com

Escribe con el asunto "Autorización uso artículo", especificando el artículo de tu interés, y facilitando toda la información completa, lugar exacto de publicación, fecha de publicación, y por supuesto tu nombre y responsable de la petición, con tus datos de contacto directo.

Periodistas y medios de comunicación, indistintamente sea radio, televisión, prensa escrita o digital, deben de contactar a través de la sección "Press", en la barra inferior a pie de esta página.