Me encontré con este divertido bondage entre Spiderman y Catwoman. Llevo toda mi vida, desde mi infancia, haciendo fotos. Comencé muy pequeño con mi primera cámara que fue una antigua Werlisa, de aquellas con carrette y negativos, que tenía una palanca para avanzar el carrette después de cada foto, porque quedaba parado y no se movía. ¡Que tiempos! Las nuevas generaciones, y los/as farsantes que no tienen ni puta idea de fotografía, no saben de lo que hablo, y tampoco voy a explicarlo aquí y ahora.

En toda mi vida he hecho real más de un millón de fotos, porque como fotoperiodista para medios de comunicación internacional al máximo nivel he hecho coberturas desde la mañana hasta la noche, todos los días de la semana. ¡Que paliza de fotos tengo! Deportes, política, eventos, espectáculos, actualidad, y por supuesto bondage también toda la vida. No he parado. Me encanta la fotografía, pero la buena fotografía. No me refiero a la mierda de fotos con los móviles que inundan las redes sociales. Eso no son fotos. Eso son mierdas que destrozan la intimidad, que humillan la privacidad y que regalan el espionaje más absurdamente fácil de toda la historia de la humanidad.

En tantos miles y miles y miles tengo fotos muy curiosas, y de vez en cuando os voy publicando fotos mías en que me he encontrado, de una forma u otra, escenas de bondage o ataduras.

Esta foto la hice en un evento muy famoso repartido por todo el mundo. El chico va vestido de Spiderman y ella de Catwoman. No son exactos los disfraces, tal como se puede ver. Ella es un catsuit, un antifaz y dos orejas de gato, pero tampoco hay que ser exigentes. Hay una cualidad humana que es la imaginación, y que está muy bien usarla.

Hay que saber que la propiedad de los vestuarios míticos de personajes, cómics, etc, están registrados legalmente por las marcas y empresas propietarias, y sólo son idénticos si la compra es producto oficial de la misma marca. Por eso veréis que muchos disfraces de muchas empresas no son idénticos al personaje. Simplemente, no pueden. Están protegidos los derechos por las marcas, y se persiguen las falsificaciones, copias e incluso imitaciones, a nivel mundial, y cada vez están más serios y más severos.

La chica va con las manos atadas delante. No sé si es una bolsa de plástico o film transparente enrrollado. No me acuerdo. Hace ya años de esta foto, y luego los vi paseando en el evento, ya desatada. Catwoman se había escapado ya por lo visto.

Fue una escena divertida que me gustó fotografiar, porque muchas veces me pasaba diez u once horas seguidas haciendo fotos, y se agradece un momento divertido. Yosoy muy rápido y ágil con las fotos. Las veo todas, y tengo mucha fama y prestigio. Son muchos años haciendo fotos. Esto es pasión, diversión, experiencia y profesión.

Hay un vino espumoso que su nombre es FOLLADOR. Hace un par de meses vi en un stand de vinos un nombre comercial que me llamó la atención. El nombre curioso es "Follador", y es gigantesca la cantidad de bromas fáciles que se nos ocurre en España con esta palabra.

Por si alguien fuera de nuestras fronteras no entiende el aspecto gracioso, aclararemos que en España la palabra "Follador" significa "Fucker" en inglés.

Miré qué era, y así descubrí que es un vino espumoso que se produce en la región de Veneto, en Italia, y se llama "Follador" porque este es el apellido de sus dueños, los "Follador".

El hombre que inició la saga vinícola en el año 1769 se llamaba Giovanni Follador, y fue en la década de 1970 cuando un descendiente suyo, Gianfranco Follador, fundó ya con carácter profesional y comercial el nombre, Follador Spumanti.

Como marketing, no hay ninguna duda de que es el mejor. Es un nombre que no olvidas, y tiene que ser muy gracioso que la mesa de al lado pida un "Follador" en el restaurante. ¡No voy a escribir la colección de chistes que tengo ahora en mi cabeza!. Me sale una lista que parece interminable.

La foto que os hemos puesto es de la cubetería, porque me contaron que no tenían ninguna botella de vino. Por lo visto, en España se venden muy pocas, y no triunfa en el mercado español .

Nos encontramos este sospechoso escondite en una barraca abandonada. Siempre inspecciono los lugares donde hacemos las fotos. Tengo fama de ser muy calculador, muy detallista y estudioso, y siempre he dicho que vamos preparados, entrenados y prevenidos, pero no doy más detalles. Me leen mis seguidoras y seguidores, pero también me leen mis enemigos, y las únicas pistas que de vez en cuando doy son para despistar..

Ayer estuvimos haciendo fotos en esta barraca abandonada, minúscula y muy pequeña. Por seguridad, obligatorio en bondage, exploré la barraca, como siempre, y al mover unas maderas nos encontramos este agujero en el suelo. La gran mayoría de veces son pozos o túneles conductores antiguamente de agua, pero esta vez no era un pozo, y tampoco un túnel de agua.

El espacio para bajar al hueco de la foto es de medio metro. Una vez has bajado aquí, te agachas y hay que arrastrarse medio metro por debajo de la pared, y a este medio metro hay que sumar el marco de la entrada reforzado con hierro, que es de un palmo de grosor. A la derecha está la puerta abierta, y dentro hay una habitación, como una cámara, sin salida ni ventana. Tiene unos dos metros de altura, dos metros de anchura y unos tres metros de ancho. El techo está reforzado con unos tubos de hierro cruzados, muy casero pero también muy sólido, y como respiradero tiene un tubo curvado y serpenteante, no muy ancho, que conecta con un rincón del exterior entre maleza.

"Es una habitación sótano sin salida que parece un zulo o un escondite"

La oscuridad es absoluta, y he pensado cuál podría haber sido su uso. Es innegable que de allí dentro no se sale ni se escapa nadie, porque está bajo tierra. Las paredes es inútil golpearlas, porque estás bajo tierra. No se van a destruir. Sólo se conseguiría derrumbar la estancia. Tampoco hay cobertura. Las curvaturas del estrecho respiradero anula los gritos, y es una estancia insonorizada. ¡Que mala pinta tiene!

Me llamó la atención de que no hay graffittis, no hay pintadas, y sólo hay un par de papeles y alguna lata de algún sujeto que, por la razón que fuese, se metió allí dentro en algún momento. Todos los edificios abandonados están acribillados por graffittis, pero aquí no hay ni una sola firma. También me llamó la atención las arañas. Están todas muertas y como momificadas, cubiertas de una capa blanca de apariencia salina que viste todas las arañas. Es como si fuera su propia tela de araña secada al estilo de ser su piel.

Otro efecto extraño y curioso se produjo cuando la luz de nuestros focos potentes de emergencia enfocaban al interior, de fuera adentro. Resultó que no sale nada de luz al exterior por el túnel. Nada. No sale ni un halo ni un resplandor. Esto significa que puede haber personas dentro con luz, pero las personas desde fuera da la impresión que dentro no hay nadie y está todo oscuro, porque no se ve nada de luz. Todo negro. Sin embargo, te agachas y está todo iluminado, pero dependiendo de la dirección de la luz no se ve nada de luz dentro del zulo. Desde fuera, un equipo de rescate lo vería como si estuviera apagada la luz y todo fuese la oscuridad impenetrable.

Es muy fácil pensar de que allí habían escondido algún material prohibido o peligroso, pero también es muy fácil pensar que allí se escondía alguna persona, voluntariamente o podía ser un zulo de secuestros y cosas peores.

Lógicamente, vosotras y vosotros que nos seguís desde hace mucho tiempo, ya vais a intuir que preparamos todas las medidas de seguridad al máximo, alertas y activadas para ser usadas de inmediato, pero no pasó nada. Todo perfecto, y si hubiera venido alguien con malas intenciones no habría podido sorprendernos. Lo hubiéramos detectado a la distancia necesaria para la pefecta defensa, pero esto ya sabéis que son secretos privados y personales.

De todos modos, no sé para qué se usaba ese lugar, pero eso no es una nevera o un armario. Eso es, como mínimo, un escondite. Es muy fácil pensar mal, y todavía es peor ver la puerta de la barraca. La cerradura está intacta, pero la puerta muestra los signos muy claros de haber sido abierta a patadas por la fuerza, porque está la madera rota igual que cuando se rompe a patadas. No sé qué pasó aquí en este lugar. No conocía esta barraca, pero se puede aplicar esa frase típica española, que dice "piensa mal y acertarás".

En los próximos meses os publicaré nuestras fotos hechas en la barraca. Quedaron muy divertidas.

Otra escena tipo sado dominación que me encontré durante una de mis coberturas como fotoperiodista. Llevo más de 20 años como fotoperiodista para medios de comunicación internacionales, y he tenido que cubrir política, deportes, conciertos, espectáculos, y mil cosas.

En tantos años haciendo fotos día tras día en sitios muy distintos donde hay miles y miles de personas me he encontrado con todo tipo de situaciones. He hecho fotografías míticas, desde personajes famosos y políticos que aburren de tanto salir por televisión, hasta la gente que llena eventos multitudinarios de todo tipo de temáticas. De todos modos, sea cual sea el campo y la persona, pública o anónima, siempre hay alguna foto curiosa que desentona, si estás atento a la fotografía y eres rápido y despierto, que es la obligación profesional de todo buen fotógrafo y fotógrafa. Esta máxima es una gran verdad con los políticos, los deportistas y la gente.

Hay eventos donde me he pasado el día entero, porque por la mañana hay que cubrir alguna presentación, después algún show, algún concurso, la presencia de algún personaje VIP y mil historias. Siempre hay algo para fotografiar, sin perder detalle de lo que nos rodea.

Este día llevaba muchas horas de fotografías, y fui a comer apartado del bullicio y toda la actvidad frenética, cuando al llegar a la esquina me encontré a esta chica y este chico. La escena sado dominación sumisión era muy ´mansa y divertida. El chico estaba a cuatro patas, como un perrito, y ella estaba sentada encima de él, pero sentada con ganas, porque si os fijáis en el detalle de la foto le ha puesto el pie encima del gemelo de la pierna. Esto iba de dominación.

Se prestaron encantados a posar en mis fotos, e incluso la chica se animó y quiso otros posados que tengo fotografiados, también en el mismo estilo de sado y dominación. Fue divertido, y a los fotoperiodistas nos ayuda a romper la rutina del trabajo, que en ocasiones hay eventos agotadores, tensos y muy aburridos. Estas fotos curiosas que nos encontramos en fotoperiodismo ayudan a llevar el día, y nos dan esos bonitos momentos divertidos.

Este verano hemos vuelto a ver la araña avispa. Yo había visto esta araña muchas veces cuando era pequeño. Crecí rodeado de naturaleza, jugando en bosques, montañas, campos y ríos, y de pequeño había visto muchas veces esta araña. Había visto ejemplares enormes, pero desde mi infancia se ha edificado mucho en Cataluña, se han destruido bosques, se han destruido muchas zonas rurales, se han construido carreteras, la gente está por todos sitios, y hace tiempo que no veía esta araña.

Hacia tiempo que no la veía, y el otro día volvimos a verla. En realidad, este año la hemos visto tres o cuatro días, pero este ejemplar tenía un buen tamaño.

Es hembra, porque en este tipo de araña las hembras son mucho más grandes que los machos. Este es un ejemlar grande, aunque yo había visto arañas de este tipo todavía más grandes. Estaba entre maleza espesa.

Siempre le he llamado araña avispa, pero también hay gente que le llama araña tigre. A mí me recuerda más a una avispa, pero bueno, hay gente que ve un tigre y otros verán una cebra. La imaginación de la gente es libre.

Dicen los expertos que su veneno no es peligroso para los humanos, a pesar de su apariencia, pero yo por si acaso no me acerco, y le hice la foto de lejos esquivando las hierbas con el objetivo. Expertos y listillos siempre hay miles, pero una picada en determinadas personas puede hacer reacciones adversas o alérgicas, por lo que a mí la gente puede decir lo que le dé la gana. Yo no quiero que me pique, y no acerco la mano.

Una vez me picó una araña enorme en el muslo. Yo estaba durmiendo. Se me subió a la pierna, y de repente sentí un pinchazo enorme. Por acto reflejo, que estaba durmiendo, di la palmada con la mano y quedó la araña aplastada contra mi pierna. Era enorme y tenía piernas marrón claro y peludas. Me hizo un hinchazón espectacular, de un palmo de diámetro y abultado como un centímetro, toda el área roja, hirviendo la zona de la picada un par de días, e incluso al día siguiente de la picada tuve fiebre. Hay que ir muy en cuidado con las picadas de las arañas. Puede dar muchos problemas.

Apartando el tema de la picada, es cierto que mucha gente encuentra esta araña preciosa y muy bonita porque tiene mucho detalle incluso en las patas, tal como se puede ver en la foto. No salió perfecta la foto, pero ya sirve, que ya he dicho que yo no acerco la mano. Las hierbas y la maleza son su protección y su escondite, y no vamos a cortarlas o romperlas. Por desgracia, en la naturaleza hay un montón de gilipollas que lo van destrozando, ensuciendo y rompiendo todo. Subnormales hay en todos sitios. Siempre respeto máximo. Yo le hice la foto y seguimos nuestro camino.

Cangrejos en ríos durante nuestras fotos bondage. Hacer fotos bondage en la naturaleza es convivir con la naturaleza salvaje, y es maravilloso, porque se aprenden muchas lecciones que la mierda de la gente es incapaz de comprender. Desde mi infancia he estado siempre rodeado de sabia naturaleza.

Aprovecho a recordar que los animales salvajes no se tocan, no se acarician, no se llama su atención que no son gatitos, no se les da de comer, no son mascotas, y no necesitan para nada a los humanos. Los corzos, los conejos, jabalíes, ciervos, y miles de otros animales, huyen y se esconden cuando ven humanos, y hacen muy bien. Yo también hago lo mismo cuando veo gente.

Un río sano está lleno de fauna salvaje, desde carpas, visones, nutrias, cangrejos y tortugas, por citar algunos ejemplos, hasta aves migratorias que se alimentan de los peces.

En tramos de algunos ríos nos hemos encontrado muchas veces con cangrejos. Hay diferentes tipos de tipos de cangrejos en nuestros país, que está prohibido pescarlos sin permiso, y algunos cangrejos son transmisores de enfermedades. De entre todas las especies distintas, hay cangrejos autóctonos, pero otros tipos de cangrejos son especies invasoras de otras partes del planeta.

Los cangrejos pellizcan si te pillan con sus pinzas. Son dolorosos, aunque el dolor siempre es relativo porque depende de la sensibilidad de las personas, pero sí, duelen, mayor o menor dolor según cada persona. Las pinzas tienen unos minúsculos surcos, y si te pillan bien pillado te pueden hacer un corte. No es un corte como un cuchillo, porque no es el filo de un cuchillo, pero pueden hacer un corte con sus pinzas en la carne lo suficientemente notable para hacerte sangrar, y se sangra rápido, al instante. Es fácil de curar y parar, pero es mejor no hacer el idiota y que no te pillen sus pinzas, porque básicamente pellizcan por hacer el idiota, por despistarte, por incultura o por no verlo.

Su hábitat es sobre todo debajo de las rocas en zonas concretas. Salen a determinadas horas, y se esconden cuando nos ven si están debajo del agua. Es algo gracioso verlos nada, porque yo siempre he dicho la comparación de que se encogen, se pliegan en forma de mísil, y salen rápidos a esconderse. Van muy rápidos, y se meten directos debajo de la roca. De todos modos, si salen del agua, no se detienen y siguen andando, aunque estemos nosotros sentados en la misma roca. Van más rápidos y se alejan, pero supongo que por su instinto por naturaleza les hace continuar el camino.

Bondage outdoor es muy divertido y emocionante, y esta lleno de historias. Nosotros llevamos más de veinte años haciendo outdoor bondage, y yo toda la vida rodeado de naturaleza y parajes rurales, y es fascinante y emocionante. Siempre hay que ir en cuidado, sí, es cierto, pero el mayor peligro siempre es la gente, pero aquí os hablo de la curiosidad de los cangrejos, y no de la estúpida gente.

Un bar de nombre "sibaris" sin la "h". Buscando una dirección y dando vueltas por callejuelas estrechas para no meterme en dirección contraria, decidí aparcar y continuar las dos esquinas que me faltaban andando, porque era más fácil en una ciudad caótica y entorpecida, como es Barcelona.

Andé una esquina, y me llamó la atención el nombre de este bar. Se llama "Sibaris", y más concretamente, "Homo Sibaris". Sí, sí, ya sé que se escribe "shibari" la práctica erótica de atar, pero la pronunciación es la misma, porque al fin y al cabo la "h" es muda. Me pareció muy anecdótico y simpático, y paré unos minutos para hacerle unas fotos.

Fotografié la puerta entera del local, y también le puse zoom para enfocar al letrero del bar, porque en realidad es simplemente una común cervecería de barrio. Es un bar donde sirven cervezas, y le hice dos fotos simples, aquello de enfocar y apretar el botón de la cámara, sin mayor complicación, porque sólo era a modo anecdótico.

Es muy divertido la cantidad de escenas y anécdotas, relacionadas con el mundo bondage y shibari, que nos podemos encontrar en el día a día de la vida, ya sea en la rutina habitual o en situaciones específicas y muy concretas por alguna obligación.

Tortugas salvajes en ríos que nos encontramos en fotos bondage. Los ríos sanos están llenos de fauna salvaje. Nosotros nos hemos encontrado visones, nutrias, cangrejos, carpas, truchas, serpientes, y aves que se alimentan de los peces en los ríos. Esto es una naturaleza salvaje en buen estado, y es muy bonito.

Recordar antes que nada, y lo he dicho mil veces, que la fauna salvaje no son las mascotas de tu casa. Directamente, no son mascotas, y a la fauna salvaje no se le da de comer, no se le da de beber, no se toca, no se acaricia, y no se molesta. No necesitan para nada al ser humano, sobreviven perfectamente bien solos, y no quieren nada de la mierda de comida humana adulterada con sus químicos y su bollería y sus azúcares y mil mierdas. La fauna salvaje, cuando ve un humano, huye y hace muy bien. Yo también cuando veo la mierda de la gente me aparto y me escondo, y siempre vigilo no encontrarme con nadie. Encontrarte gente siempre pueden ser problemas.

Algunas veces nos hemos encontrado torturgas. Esta es una especie autóctona, y dicen que las tortugas son lentas. Siempre vemos esa imagen típica de la tortuga a cámara lenta andando por la casa de la gente, pero esa imagen es falsa. Las tortugas de río, como esta tortuga de la foto, son más rápidas que ese tópico. Es cierto que no es un guepardo. Es cierto que es de los animales más lentos de la fauna salvaje, pero tampoco es ese tópico que las dibuja en la mente humana, y esta tortuga, por cómo corría, estaba en plena forma.

El error que había cometido esta tortuga es que se metió en una carretera transitada por coches y por gente, y tenía un riesgo muy alto de ser atropellada o cazada por algún subnormal que se cree que es una mascota y come lechugas. Hay gente muy idiota y analfabeta. Antes de subir a nuestro vehículo, ví que la tortuga quería cruzar la carretera camino del río, así que le hice foto, la levanté, la aparté lejos del peligro de coches y de la gente, volví a ponerla en el suelo, y siguió su camino rápida hacia el río..

Sólo se puede tocar o ayudar a la fauna salvaje si corren algún peligro inmimente por los riesgos humanos, y ha de ser una participación muy corta, rápida y breve, una cuestión de segundos, y se ha de volver a soltar en libertad y que siga su camino, que ya sabe dónde va y lo que quiere. Es mucho más lista que los humanos, pero ya sabemos que la asquerosa gente, sus coches, sus perros, sus carreteras y su idiotez, están por todos sitios, y cortan el rumbo y sendas de la fauna salvaje. Yo siempre apoyaré y estaré a favor de la tortuga.

El curioso nombre de un stand en un evento. De vez en cuando os voy enseñando esas fotos inesperadas y graciosas que me he encontrado durante mis coberturas como fotoperiodista para medios de comunicación internacionales, que parecen del mundo bondage pero que en realidad no tiene nada que ver.

En las coberturas de eventos, muchas veces vas de stand a otro para ir cubriendo las visitas de políticos que acuden para salir en la foto de turno, o actos donde se presentan novedades, conferencias de personalidades, y muchas otras historias.

Yo tengo muy buena fama porque soy muy ágil, muy rápido, muy agresivo, muy valiente y muy despierto, pero también hay momentos muy aburridos porque a lo mejor tengo que cubrir dos actos en el mismo eventos con dos horas de separación entre uno y otro acto, y tengo que esperar. Me dedico a dar vueltas, saludar gente que conozco porque muchas veces coincidimos las mismas personas, azafatas, seguridad, organización, etc, y aquel día estaba mirando qué empresas habían participando en el evento.

De repente vi un stand que ponía de nombre "atarte", y me acerqué para ver qué era. Ya dentro, vi su nombre, "a tarte", que significa "una tarta", y es un producto portugués de repostería artesanal especializado en la tarta de almendras.

Lógicamente, tal como era muy fácil intuir, no tiene nada que ver con nuestra temática, y su presencia en el evento, como la gran mayoría de las empresas, es el negocio, distribución y venta de su producto en otros países. Estos son eventos de negocios, pero nos resultó llamativo el juego y el doble significado que se le puede dar a las palabras, típico en mi caso por llevar tantos años de profesional en el bondage y el fotoperiodismo. Sin embargo, os confirmo que sí, sí, es repostería.

La serpiente por el río en la sesión de fotos bondage. Habíamos hecho una sesión de fotos bondage atada en una cascada. El agua no estaba helada, pero sí estaba bastante fría, por la época del año y porque el río había crecido debido a las fuertes lluvias de los días y semanas anteriores.

Por esta razón, la modelo se tumbó sobre las calientes rocas al sol, para recuperar la temperatura corporal que se pierde en las aguas frías. Es un truco muy fácil y muy eficaz para recuperar la calor corporal. Las rocas al sol tienen una temperatura alta, y tumbarse sobre ellas hace que se recupere la temperatura del cuerpo muy rápido. Además, también ayuda a secarse el cabello.

Estábamos en las rocas, junto la orilla rocosa del río, y de repente vimos moverse un objeto en el agua. Miramos, y vimos esta serpiente que venía nadando sumergida por el agua. Venía en dirección a nosotros, pero no temáis. No venía a comernos ni atacar. Simplemente, estábamos nosotros inmóviles sobre las rocas, y la serpiente no nos vio.

La razón real por la que venía la serpiente a esta zona de rocas es de caza. Aquí hace años, en aquellas fechas que hicimos las fotos, había muchas ranas de diferentes especies. También había tritones y salamandras, y la serpientes venía a cazar alguna presa. También vienen a calentarse por el sol en las rocas, con el mismo e idéntico truco que usa la modelo para recuperar la temperatura. Es sabiduría ancestral de nuestra línea evolutiva.

Tomé la cámara de fotos para hacerle fotos a la serpiente, pero cuando me moví la serpiente me detectó, y dio media vuelta y se escondió entre rocas. Me dio tiempo a hacerle algunas fotos a la serpiente, y después volvio al agua y se fue río abajo.

Ahora ya no hay casi nada de ranas. La repugnante especie humana ha edificado muy cerca, las fábricas han alterado el flujo de agua y la han contaminado, y la desaparición de las ranas y tritones es muy notable. Apenas quedan algunos ejemplares, y esta historia se repite a lo largo y ancho de todos los ríos de nuestro país, en montañas, en pueblos o en costas. Esto es la especie humana.