Las fotos en gimnasios me gusta hacerlas en la maquinaria de musculación y otros aparatos, pero en esta ocasión me vino el capricho de hacer la sesión bondage en este curioso vestuario que tiene una barra de pole dance en el centro mismo del vestuario.

Nosotros no somos deportistas de pole dance, y por lo tanto no íbamos a hacer deporte o figuras deportivas. Nuestra website es de bondage, y lógicamente fue la modelo atada en la barra de pole dance.

Pensé en una posición extraña, tal como es raro encontrarse una barra de pole dance en el centro de este pequeño vestuario. Es como encontrarse una máquina de levantar pesas en el vestuario, pero me pareció original y que le da un buen ambiente al gimnasio.

La posición fue sin llegar a estar sentada, con los brazos atados por detrás de la barra, atada a la barra de pole dande, las piernas dobladas y apoyada sobre los eróticos zapatos de tacón alto, para darle un toque de dureza al bondage. También el pole dance es un deporte duro.

Después coloqué otras cuerdas desde la modelo y las cuerdas atadas al perchero de colgar la ropa, amordazada, y ya estaba hecha esta posición diferente. No es mi sesión favorita, y no es para volverse loco de creatividad, pero me llamó la atención hacer una sesión bondage simple atada en esta barra de pole dance en un vestuario, y suma a la website algo de variedad en escenarios, que para mí son imprescindible en toda buena foto. .