Urban Decay. Bondage en edificios abandonados. En shibari y bondage, a alto nivel, nos gusta trabajar las ataduras con técnicas trabajadas y complicadas, por cuestiones de estética, de variedad, de dureza, de tortura, muchos y muchas por su ego y su vanidad, pero en realidad la posición de los brazos atados arriba, bien estirados, es mucho más excitante y sensual.

Esta es la posición que se usa en innumerables ocasiones en el cine, con castigos, torturas, en prisioneros, pero también se usa en dibujos animados, en cómics antiguos, y otras miles de ocasiones. La sencillez suele caer en desuso con el tiempo, e incluso nosotros mismos hace más de un año en cáculo aproximado que no trabajábamos esta posición, y sin embargo es una posición con millones de adeptos que inspira las fantasías sexuales y eróticas por todo el mundo.

"Bondage con los brazos atados arriba en alto y estirados"

Es muy sencilla esta atadura de hacer. Sólo necesitas un punto sólido el alto donde estirar la cuerda, y empujar hacia arriba con las muñecas atadas delante. Los brazos suben, y aplicando mayor tensión quedan completamente rectos y estirados. En muchos vídeos se puede llegar a quedar la modelo de puntillas estirando bien fuerte, pero recordar que la posición es agotadora. El cuerpo consume mucha energía en esta posición, y es agotadora. Por eso también se usaba como tortura y castigo, además de que deja todo el cuerpo indefenso y expuesto, las nalgas, los pechos, la espalda y el sexo.

Nosotros añadimos los pies atados juntos y amordazada con un ballgag negro, que me encantan las mordazas, y comenzamos a hacer las fotos. Las cuerdas están bien rectas, muy tensadas, empujando con fuerza hacia arriba, y esto hace que las muñecas se opriman y se aprieten las ataduras. Es incómodo, pero forma parte de este bondage a alto nivel.

Hicimos algunas tomas, e incluso Thyffany, que tiene mucha experiencia y sabe cómo hacerlo, levantó las piernas para hacer algunas fotos sin tocar el suelo, pero recuerdo que este gesto hace que sea una suspensión por las muñecas en ese momento, y es doloroso. Las chicas que van de divas por las redes sociales, lloronas, quejicas, sin sacrificio, sin competividad, no es recomendable que hagan el posado porque lo van a pasar mal. Las suspensiones por las muñecas son dolorosas, pero Thyffany es una modelo impresionante, y lo hace muy fácil.

También fui a la otra parte del edificio y fotografié a través de la pared una toma que había visto y que me había parecido muy original, y estuvimos haciendo las fotos unos diez minutos, porque esta galería es un homenaje a la posición de bondage erótico con los brazos atados arriba. Es simple, pero muy sexual y efectiva.