Urban Decay. Bondage en edificios abandonados. Vimos esta casa, y al entrar nos gustó mucho la cocina como ambientación de la sesión de fotos bondage en edificios abandonados. Tenía ya una parte de techo derrumbada, que son las tejas que podéis ver detrás de la modelo, pero el resto de techo aún era fiable. Tampoco se trata de ponerse a clavar clavos con un martillo. Me refiero a que se mantenía en pie, y era seguro.

Por el suelo estaba lleno de sillas y otro mobiliario, pero no se puede tocar nada, o casi nada. Por ejemplo, el sofá no se podía tocar. Es un mobiliario pesado, y al arrastrarlo se puede producir una vibración suficientemente intensa que provocara inestabilidad y movimiento en las estructuras del suelo y la pared. Eso repercutiría en el techo, y se podría derrumbar. Hay que usar la inteligencia.

"Bondage atada en esta cocina medio derrumbada"

El único objeto que movimos fue la silla en la que está sentada la modelo. La colocamos de pie, en un lugar que me ayudaba la entrada de la luz de una pared abierta, mirando hacia la iluminación, porque el lugar era muy oscuro. Había unas escaleras que llevaban al piso de arriba, pero casi estaban en la total oscuridad. Encendimos los focos que llevamos para situaciones como éstas, y salieron murciélagos volando de la planta de arriba. Nos pasaron por encima de la cabeza, y se fueron a otra habitación. No atacan porque este tipo de murciélagos es insectívoro. Es el mejor método de control de plagas natural de insectos, y son imprescindibles, así que no hay que tocarlos, ni cazarlos, pero lo de asustarlos es casi inevitable, porque están en la oscuridad y yo no sabía que habían murciélagos allí. No se veían.

De todos modos, después de inspeccionar bajamos, porque la planta de arriba está en muy mal estado, con el techo curvado que indica que en menos de un año se ha derrumbado, pero si saltas o das golpes eso era muy frágil, y volvimos a la zona segura de la casa, y los murciélagos volvieron escaleras arriba, y ellos se quedaron en la oscuridad arriba, y nosotros haciendo las fotos abajo.

Las fotos bondage fueron con Thyffany sentada en la silla, las piernas atadas por tobillos y muslos a las patas de la silla, las manos atadas a la espalda por detrás del respaldo de la silla, atada por muñecas y por codos, amordazada, y vestida con esa indumentaria blanca que resaltaba aún más por la iluminación de los focos. Salió una sesión guapa e interesante.