WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Esta semana buscamos un tramo de río más tranquilo, con menos profundidad y menos corrientes, porque las sesiones de los días anteriores habían sido muy intensas, en ríos profundos y grandes, y hoy quisimos algo de tranquilidad.

Llevamos unas épocsa muy lluviosas, y me encanta. Los ríos están preciosos, e incluso este tramo tranquilo tiene belleza y encanto. El cambio climático se nota. Cuando yo era pequeño veía los ríos con muy poca agua, casi quieta o secos. Habíamos cruzado épocas de sequías intensas, pero ahora es mucho mejor. El agua es salud, es riqueza de la naturaleza, es fauna, es vida, y es imprescindible incluso para nosotros. Me encantan las lluvias. Me encanta que llueva, y me encanta que nuestro país tenga los ríos llenos de fuerza y energía.

"Bondage simple dentro del agua en un día de descanso y relajación"

En este lugar tiene dos palmos de profundidad como promedio, pero se nota se corriente. Si te dejas flotar, el río te arrastra y se te lleva, pero el lecho de este río es muy rocoso por las montañas. Está lleno de piedras, y te frenas con todas las piedras. Por esta misma razón decidí hacer las fotos a la modelo en la orilla, porque es doloroso las piedras en la planta de los pies o sentada de rodillas. Además se mueven, porque están arrastradas por la corriente, y es muy fácil perder el equilibrio y caerse.

Fue algo simple. También se agradece de vez en cuando alguna sesión tranquila. Hemos hecho sesiones en compuertas y desagües de presas, en ríos con tres metros de profundidad, en corrientes, y hoy queríamos relajación. Era un día de descanso, y hemos querido enseñar que el bondage es divertido. Para ello no se necesita mucha complicación. Está vestida con un bikini, las manos atadas a la espalda, amordazada, y con todo ello ya salieron unas fotos bonitas y divertidas.

El próximo mes os volveremos a publicar nuevas sesiones atada en el agua más atrevidas, peligrosas, arriesgadas y espectaculares.