WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. En este tramo el río es poco profundo. Tendrá medio metro de profundidad en esta época del año, pero para la gente que no entiende de ríos, y no tiene cultura de ríos, ya es fuerza suficiente para arrastrarte y desplazarte. Lógicamente es muy difícil que se vaya una persona río abajo, porque en esta profundidad te puedes poner de pie o pararte fácilmente con las rocas y obstáculos, pero sí, al quedarte flotando el ríos se te lleva muy fácilmente.

Además, en este agua hay efecto flotabilidad. Para que podáis entenderlo, la modelo tiene las piernas atadas y los brazos atados, pero tiene que frenarse todo el rato con rocas estratégicas a su lado que ya hemos estudiado, porque los pies se levantan. ¡Sí, sí! ¡Flotan! ¡Que sí! En los ríos se genera este efecto flotabilidad en bajas profundidades que es la principal razón por la cual es tan fácil ser arratrado o desplazado.

"Atada en el agua dentro del río"

Esto hace que tengamos que buscar una posición junto rocas donde la modelo se puede aguantar y frenar, porque si no el río la levantaría y se la llevaría, al mismo tiempo que la iría girando como una peonza. Una persona arrastrada en un río no flota recta como una hoja. ¡No! No somos hojas. Las personas suben y bajan, las hunde y vuelven a aparecer, o en zonas de mucha profundidad o aguas rápidas te puede ir girando en plan peonzas.

En el plano fotográfico, un problema muy habitual en las fotos es que el agua refleja la luz. Esto es ciencia. No es una opinión. Es una realidad física y científica. El agua refleja la luz, el río es agua en movimiento, y los reflejos van cambiando. Es la naturaleza.

Me gustaba de este enfoque el tronco horizontal al fondo de algunas fotos, que le da un aspecto muy salvaje y natural a la toma fotográfica, y añade variedad de escenario dentro de nuestra categoría water bondage atada dentro del agua.