WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Este tramo de río tenía las condiciones perfectas para hacer una sesión de fotos bondage enfocando todo recto el río, con la modelo atada en el centro del río y el reflejo en el agua. Además, es profundo, tal como se ve en las fotos. El agua le llega hasta casi los pechos, estando de pie y erguida.

Yo podía enfocar desde dentro del agua y desde el puente, con lo que tenía mucho margen de ángulo fotográfico. El inconveniente es que es un espacio abierto donde viene mucha gente. No podíamos perder mucho tiempo con mucho adorno de ataduras severas. Me hubiera encantado hacer un bondae duro y poner mucha cuerda, porque la toma era muy bonita, pero en cualquier momento sale el típico imbécil con el puto móvil de mierda haciendo fotos sin permiso, y este es uno de los grandes peligros para el valor del bondage.

"Atada y amordazada desnuda en el centro del río"

Hice de ataduras como si fuera un armbinder, es decir, una especie de dos guantes atados juntos con los brazos atados a la espalda, y unas cuerdas por encima de los hombros y del pecho, para asegurar firme y duras las ataduras que no resbalen y no se muevan. Hay que recordar que las cuerdas al mojarse toman mucho peso.

Puse la mordaza, que ya sabéis nuestros seguidores y seguidoras que para mí el bondage me encanta con la modelo amordazada. Para mí, una modelo atada sin mordaza es como un coche sin ruedas, o sin volante. Le faltaría una pieza importante, pero esto ya es una cuestión de gustos personales, y estuvimos haciendo fotos rápidas durante unos quince minutos, vigilando que no viniera nadie. Iba cambiando tomas desde arriba del puente hasta dentro del río, pero aquí hay mucha visibilidad lejana, y se puede controlar la gente a lejanía.

Me gustaba mucho el escenario, y os he puesto tres fotos desde diferentes alturas, desde arriba del puente, a media altura y desde dentro del agua.