WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Nos fuimos por bosques montañosos, y nos encontramos este estanque natural alimentado por las lluvias torrenciales. Es pequeño y recóndito, pero al encontrarlo era precioso. El agua era cristalina y transparente, y estaba todo cubierto de esas hojas verdes, que no sé que son, flotando sobre el agua.

Quedaba como un precioso lago en miniatura para hadas, usando la fantasía, pero sólo entrar y poner un pie se desordenaron las hojas. Decidimos entrar con mucho cuidado, movimientos muy lentos, dado las hojas no volvían a su posición, pero al dar un paso descubrimos que el fondo era todo yodo, y sólo pisarlo se fue el agua cristalina, y quedó ese charco que parece agua sucia y grisáceo. Son los sedimentos del yodo al pisarlos.

"Del estanque cristalino al estanque sucio por sólo pisar el yodo"

Decidimos continuar, con mucho sigilo, porque la gran mayoría de veces los yodos se vuelven a depositar en el fondo, y pensamos que tal vez, ya atada y dando unos minutos de agua quieta sin moverse, volvería el agua cristalina. ¡Que va! ¡Al contrario! Se quedó con tonalidad gris, sucia, y el mar de hojas diminutas y encantadoras que cubría la superficie se esfumó para los lados.

Intenté moverme por los margenes del pequeño estanque intentando no remover el yodo, pero estaba lleno de ortigas agresivas que invadieron el país hace años, y pican muy fuerte, y tuve que entrar en el agua. Justo entonces, al comenzar a hacer las fotos, entró un rayo de sol entre las copas de los árboles, que daba recto a la modelo y al estanque. El agua refleja la luz, y parecía como si fuera un espejo rebotando toda la luz contra el rostro de la modelo.

Resumiendo, llegamos que había un pequeño estanque precioso, cristalino, con hojas como una alfombra en superficie y ensombrecido, y se convirtió al pisarlo en agua sucia y gris por el yodo, sin hojas, todas a un lado, con el sol reflejando somo si fuera un espejo y las ortigas cosiéndome y picando todo mi cuerpo. ¡Todo al revés de lo ideado y pensado! ¡Horrible! ¡Hay que ser sincero y reconocerlo! ¡Un desastre!

Esto es la naturaleza, y hay que aceptarlo. Fue una experiencia muy interesante porque enriqueció nuestro saber, y os publico las fotos, que son todo lo contrario a lo que habíamos visto al llegar. Es una aventura, y las aventuras y los experimentos también forman parte del bondage.