La importancia de los escenarios en las fotografías bondage

Los escenarios son imprescindibles en cualquier fotografía para tener la opción de poder ser considerada una buena fotografía. Los escenarios deben de ser impactantes, o deben de atraer la atención al público, o deben de ser cuidados con esmero hasta el mínimo detalle, pero cualquier fotografía debe de tener siempre un escenario.

Es muy fácil adivinar que a mí me encanta siempre añadir escenarios. Yo no concibo una fotografía sin escenario, salvo la típica foto de estudio para fotografiar un plato de arroz o hacer una foto a un jarrón, pero ese estilo de foto no me ha interesado jamás, y puesto que he hecho este comentario voy a empezar hablando de fondos fotográficos horribles que aborrezco.

"Fotos con fondos de mierda"

Entre el enorme listado de fotos con fondos de mierda comenzaré hablando por las fotos que se hacen con el fondo todo negro, con una tela de negro o con la iluminación. Este métdodo lo hacía yo cuando era estudiante y cuando comencé en fotografía y era un principiante sin experiencia. Sí, sí, yo hice ese estilo de fotos, pero con el paso de los años se gana profesionalidad, experiencia, creatividad, y se evoluciona. No me gusta ni tan siquiera para retrato. Es absurdo. Un retrato con el mar azul de fondo quedaría espectacular. Poner un foco cruzado o una tela negra es ridículo, absurdo y patético.

"Otros fondos de mierda en las fotos"

Hay gente que hace sus fotos bondage en su casa, atada en la cama, atada en la silla, o en la ducha, o en la bañera, o en la mesa, o en el sofá, o mil rincones. Todo el mundo folla en su casa. Eso ya lo sabemos. No hace falta tener una inteligencia superior para darse cuenta de que la gente folla por todos los rincones de su casa, pero ¡¡¡qué mierda de foto es ésa!!! Atada a la cama de la habitación es para hacer vídeos porno caseros y amateurs, y que la gente se ponga cachonda y excitada, pero las fotos en casa son un desastre.

Es innegable que todos hemos hecho alguna foto erótica en casa. Yo también lo había hecho, cuando era jóven y cuando no tenía experiencia. Fue parte de las hormonas revolucionadas de la juventud, nuestra ansia, nuestro ímpetu, y de mi aprendizaje para darme cuenta de que aquel nivel de fotografía no es profesional, no tiene calidad, y son una mierda.

También están esos otros fondos neutros usando la pared. Hay montones de lugares. He visto este tipo de fotos horribles hechas usando las paredes de las casas, de la calle, de locales, e incluso de clubs de sado o un pasillo de oficinas. En realidad, la gente hace fotos ridículas en cualquier lugar, las suben a sus redes sociales, donde la gente va dando a "Me gusta" con el mismo entusiasmo que cuando se sacan un moco de la nariz, les aumenta el ego, la vanidad, y el resultado es que se desprestigia, se hunde y se humilla este precioso arte de la fotografía.

"Outdoor es muy buen escenario"

Ahora sí hablaré de los buenos escenarios. Bondage outdoor, es decir, bondage en exteriores, ofrece una infinidad de lugares encantadores, mágicos, maravillosos y fascinantes. Son interminables las posibilidades, y en toda una vida no da tiempo a hacer fotos en todos los rincones.

Nosotros practicamos outdoor bondage desde hace más de 25 años. Crecí rodeado de montañas, bosques, árboles, ríos, cascadas, animales salvajes, y llevo toda la vida rodeado de este ambiente, aunque lógicamente las necesidades de negocios y trabajos me hace pasar largas temporadas en las insoportables ciudades. Conozco a la perfección todos los ambientes naturales. De pequeño jugaba en bosques y ríos. Hago deporte en la montaña. Vivo en ambientes rurales, y hago fotos bondage por sitios inimaginables.

La naturaleza, tal como hemos dicho muchas veces, da una gama increíble y fabulosa de posibilidades, pero lógicamente el bondage en exteriores tiene sus desventajas. No son lugares cerrados, ni privados, y por lo tanto hay un riesgo muy alto de encontrarte el peor depredador de todo el planeta, que es la gente. Te puedes encontrar personas en cualquier momento, porque la gente se mete por todos sitios. Están por los bosques, volando con parapente, gente paseando el perro, gente con moto, con coche, con bici, explorando cuevas, escalando paredes de montañas, haciendo rafting, senderismo, buscando setas, espárragos, cazadores, pescadores, acampadas, y mil historias. ¡Esto parece un avión con oberbooking! ¡Y los domingos es mejor no ir! Te encuentras incluso familias todos juntos, papa, mama, hijos, hermanos, primos, abuelos y hasta se han llevado la mesa, las sillas, la nevera portátil, y sólo les falta la cama. ¡Eso no es ir a comer a la montaña! ¡Eso es un traslado de piso!.

Es peligroso porque hay perros agresivos que los pasean sueltos, cazadores irresponsables que disparan sin mirar, pescadores ilegales y furtivos, e incluso psicópatas y depredadores sexuales. Es el gran peligro del outdoor..

Dentro de todas las posibilidades de escenarios que ofrece la naturaleza, hay miles de opciones, tal como podéis ver en nuestra web. Nosotros somos los mayores expertos de outdoor bondage. Son muchos años de experiencia. Conseguir un escenario mejor o peor depende también del lugar dónde vives y la capacidad de desplazamiento. Hay gente que tienen la gran fortuna de vivir a quince minutos andando de una gran cascada o un paraje de fantasía. Viven al lado, y por supuesto para ellos es más fácil. En otras ocasiones, hay que desplazarse centenares de kilómetros, y a veces es prácticamente imposible, porque necesitarías días de viajes.

El outdoor es simplemente saber trabajar correctamente los escenarios que te quedan dentro de la propia estructura organizativa.

"Los edificios abandonados son también bonitos escenarios"

Dentro de los escenarios, los edificios abandonados atraen a la gente. Es curioso que ese halo de decadencia, de ruina, de misterio, de abandono, de soledad, es atractivo. En realidad, no son edificios solitarios, ni abandonados. En un edificio abandonado hay mucha gente. Se organizan fiestas rave o clandestinas, hay gente que duerme y vive, los jóvenes se reúnen para fumar o divertirse sin que les vea nadie, hay grafiteros, hay vagabundos, hay ladrones que se llevan materiales que encuentran para la construcción, hay delincuentes, hay fotógrafos, hay modelos, y un largo etcétera. Estos edificios son todo un mundo.

Nosotros hemos trabajado muchas sesiones de fotos bondage en edificios abandonados. Está dentro de la sección de Categories, y hay de todo. Hay rincones muy bonitos, rincones sorprendentes, y fondos muy curiosos. Son peligrosos, porque puedes encontrarte gente y porque puedes tener accidentes, ya que hay paredes en mal estado, techos a punto de derrumbarse, y el suelo está lleno de cascotes, piedras y puede haber también cristales o hierros oxidados. Sin embargo, andar en un edificio es simplemente caminar con precaución, con respeto, y vigilando muy bien cada paso. Son las mismas normas que andar por la ciudad, salvo que en las ciudades la gente es subnormal y cruza la calle por donde le sale de los huevos, cruzan con el semáforo en rojo, cruzan aunque les venga una moto, un coche, un autobús o un avión a reacción, y además cruzan sin mirar, desafiantes a ver si el conductor tiene narices de atropellarle. ¡Así de imbécil es la escoria de la gente!

Hecha esta reflexión, casi he demostrado que son más seguros los edificios abandonados que las calles de la ciudades.

"Escenarios interiores originales y creativos"

En los días de invierno, donde el frío alcanza temperaturas muy bajas o las duras condiciones climatológicas hacen imposible el bondage en exteriores, sí es cierto que recurro a las fotos en interiores. Esto no significa hacer las fotos de mierda que he explicado al inicio de este artículo. ¡No! Me refiero a lugares como pueden ser salas de billar, gimnasios, o buscar ese complemento original y singular que crea el escenario. Por ejemplo, yo he hecho fotos interiores en coches antiguos clásicos, en clubs de ajedrez, en tractores agrícolas gigantescos que sólo se usan en verano y están aparcados en naves, o incluso hace muchos años hice una sesión bondage atada en un sexshop.

Es simplemente pensar un poco y ser creativos, que por algo el ser humano tiene cerebro, aunque muchas veces según quien habla no lo parece. De todos modos, no sirve cualquier sitio. No sirve por el mero hecho de ser un taller. Hay que verlo, y no hay un parámetro estándar que diga lo que tiene o no tiene que tener. Hay gente que le gustará moderno, repleto de objetos, con paredes lisas, y otros les gustará antiguo, viejo, que esté como en una inmensidad vacía y con las paredes de piedra. Sus requisitos es una decisión muy personal.

"Los barcos siempre son buenos escenarios"

Los barcos son un clásico de la fotografía mundial. Se usan en publicidad, en cine, cualquier necesidad de marketing, y por supuesto también en fotografía erótica.

Nosotros hemos usado pocos barcos, si lo comparamos con los ríos, tractores o caballos, donde en estos campos tenemos el mayor número de sesiones fotográficas bondage en todo el mundo. Real. Nadie supera nuestra increíble cantidad, que al mismo tiempo son fotos de gran calidad.

El inconveniente de los barcos es que yo soy animal terrestre. Siempre he dicho que las piernas son por andar. No son para volar y no son para bucear. A veces voy bien en los barcos, pero en muchas ocasiones me mareo, y en esas condiciones me van a salir las fotos torcidas, desenfocadas o apuntando a las gaviotas. Por eso las sesiones de fotos bondage que hacemos busco que sean cercanas a la costa, porque si me mareo podemos volver a puerto, y tan pronto se pone el pie en el suelo firme se me pasa el mareo en segundos.

Otro inconveniente de los barcos es que los barcos grandes son muy caros, y es un gasto excesivo e innecesario, pero reconozco que me gustan las fotos en barcos, que son unas experiencias interesantes, divertidas salvo cuando me mareo, y que tengo programadas y pensadas nuevas sesiones de fotos bondage en barcos. Tampoco es ningún secreto ni doy ninguna exclusiva. Sólo viendo mi web, y que cada mes vamos pubicando fotos, es fácil acertar que tengo programadas y pensadas fotos por todos los rincones de nuestra geografía, desde el mar y la costa hasta las altitudes de los montañas y bosques. Es mi forma de ser. Es mi vida.

"El arriesgado y peligroso bondage en público es otra opción como escenario"

Bondage en público es hacer fotos atada en la calle y mezclada con la gente. Puede parecer muy contradictorio, y casi bipolar, que yo haga estas fotos, sobre todo cuando es muy sabido que me da asco la gente desde ya mi misma infancia. He dicho miles de veces que por mí le pueden dar por el culo a la gente, que no soy sociable y que siempre busco estar lo más lejos de la gente, pero ahora resulta que hago fotos bondage en público entre la gente. ¡Seguro que estás pensando que queda muy paranoico!

He explicado muchas veces que para mí las relaciones con las personas han de ser muy intensas. Compartir el día debe de estar lleno de momentos divertidos, intensos, apasionantes, y de recuerdos inolvidabless. Yo no voy a tomar nada en la terraza de un bar, ni paso el tiempo jugando a cartas, ni dedico una tarde a mirar tiendas. ¡Vaya gilipolladas de diversiones! Conmigo es al máximo, o nada. Simple y fácil.

De todos modos, las fotos de bondage en público atada en la calle son las más antiguas de nuestra web. Tienen muchos años. No sé cuántos, pero los móviles todavía no hacían fotos. En esa época se comenzaba a hablar de hacer fotos con los móviles, pero la gente que los probó decían que eran una mierda. Yo no tengo ni idea, porque nunca he hecho fotos con móviles. Me parece una asquerosidad de fotografía, pero en nuestros tiempos de juventud los móviles no eran un peligro.

Sin embargo, ahora los móviles son muy peligrosos. Te pones a hacer fotos bondage atada en la calle, y te encontrarías rodeado de quinientos móviles apuntando desde todas direcciones. ¡La puta madre que los parió a los móviles! Yo no regalo las fotos de esta manera tan estúpida. En todos nuestros más de 20 años de experiencia, quizá en cinco o seis días alguien ha podido hacer una foto rápida que no hemos podido evitar. En estas fechas, ponerte a hacer bondage en público es regalar miles de fotos por hora, y para mí eso es inconcebible. Es estúpido, y por supuesto debe de haber medidas por parte del fotógrafo para proteger su trabajo artístico.

A mí me cuesta convivir con la gente. Cada vez es más difícil para mí hablar con la mierda de la gente, pero por supuesto que la puerta está abierta para hacer nuevas fotos bondage en público. Debería de pensar cómo enfocarlas, qué conseguir de resultado, el beneficio obtenido y el objetivo de la sesión, pero sí podría hacerlo. También hay que valorar las normativas locales y legales, y ver cómo jugar con éstas dentro de su terreno de juego. Hay muchas cosas a valorar, pero no descarto ninguna.

En este punto cabe destacar que las calles y la gente sí pueden convertirse en un escenario, si el fotógrafo o el artista lo sabe trabajar.

"Los escenarios no se deben de repetir"

No me gusta repetir el escenario, y no me gusta ambientar distintas sesiones fotográficas en el mismo escenario. Da la impresión que es la misma fotografía, hecha el mismo día, y además está carente de sorpresa y originalidad. Yo pienso que cada sesión de fotos bondage ha de ser en escenarios distintos, aunque reconozco que en alguna ocasión he repetido algún lugar, pero muy pocas veces.

Estas situaciones muy concretas se deben a que debo de haber ideado en ese lugar dos posados que me gustaban mucho, y no sabía cuál de los dos podría ser el mejor posado hasta ver la fotografía. Esto me ha ocurrido en muy pocas veces, pero sí que puedo pasar. Lo contemplo, y en estos momentos vuelvo a usar el mismo escenario una segunda vez, pero es una excepción dentro de la línea de trabajo.

En líneas generales, y ganando por abrumadora mayoría en la casi totalidad de las sesiones, los escenarios no se deben de repetir. Hay que buscar siempre nuevos escenarios.

"Una reflexión sobre los escenarios de todo tipo en bondage"

En toda fotografía, cuidar los escenarios es imprescindible. Quedan exentos de esta afirmación los fotógrafos que se dedican a elaborar catálogos o venta de productos, ya sea miel o tornillos, así como aquellos otros ramos de la fotografia, como puede ser la científica, la educativa o la divulgativa, fotografiando insectos, fauna, flora y miles de otros ejemplos, pero esto es una web de bondage, y yo hablo de la fotografía bondage.

En nuestra temática, los escenarios son vitales. Son fundamentales. Sin un escenario, la fotografía es directamente una mierda y se puede tirar a la basura. Es una estupidez perder el tiempo de esa manera, y dar la imagen en esa ridiculez de fotos. A partir de haber un escenario, entonces sí se puede mirar la foto, y valorar si es una buena foto, una foto maravillosa, o sigue siendo una mierda de foto, que también puede pasar. Hay gente que cuando hace fotos piensa con la polla, y entonces salen la vulgaridad de fotos que se ven.

Recordar que el bondage es pasión, es entusiasmo, es emoción, es diversión, es una nfinidad de sensaciones, y es espectacular en un escenario, cual sea, cual os guste, de cual dispongáis, pero obligatorio siempre un escenario para hablar de un buen bondage y unas buenas fotos.

 

Todo el contenido es de mi propiedad y autoría, y yo soy el único autor de todos estos artículos.

Está estrictamente prohibido su reproducción, comercialización, copia, publicación, y cualquier otro uso no autorizado previamente por escrito. Cualquier interés que tengas, sea cual sea y seas quien seas, es obligatorio mi autorización previa por escrito.

Se emprenderán inmediatamente todas las acciones legales que se estimen oportunas contra cualquier persona, portal, foro blog, web, perfiles, periodistas, medios de comunicación, grupos, empresas, e incluso Administración u Organismo, sea oficial o no oficial, del ámbito público o privado, que vulnere mis derechos, y haga uso prohibido y/o no autorizado.

En caso de estar interesado/a en este artículo, escribe para solicitar la autorización a mi dirección info@exoticbondage.com

Escribe con el asunto "Autorización uso artículo", especificando el artículo de tu interés, y facilitando toda la información completa, lugar exacto de publicación, fecha de publicación, y por supuesto tu nombre y responsable de la petición, con tus datos de contacto directo.

Periodistas y medios de comunicación, indistintamente sea radio, televisión, prensa escrita o digital, deben de contactar a través de la sección "Press", en la barra inferior a pie de esta página.