Qué es el hair bondage o bondage de pelo

El bondage de pelo es una práctica vistosa y que despierta la curiosidad de la gente, pero se realiza poco. Supongo que será por la necesidad de cumplir obligatorio con algunos requisitos imprescindibles, como es por ejemplo tener pelo. ¡Estoy gracioso hoy!

Lógicamente, una persona calva no va a practicar bondage de pelo, y los pelos de las piernas, del culo, o el vello púbico no tiene la longitud de poder atar el pelo. Hoy creo que me voy a divertir escribiendo este artículo.

"El primer requisito es tener pelo y no ser calvo"

Voy a comenzar hablando de los requisitos, y ya sé que es un chiste muy fácil, y que lo he dicho antes, pero el primer requisito para practicar hair bondage es tener pelo. La gente calva no puede practicarla, y ponerse una peluca no vale. Al hacer fuerza, lo peluca va a salir volando y la vais a tener que ir a buscar al Polo Norte, y con la peluca tampoco sería hair bondage. En todo caso, sería peluca bondage.

El mismo requisito es válido para la gente que tiene el pelo muy corto, rapado, o que tiene muy poco pelo. En nuestro clima mediterráneo, y nuestro país, la ciencia ha demostrado que la calvicie, o la falta de pelo, es un factor muy presente en la población, y hay estudios científicos y médicos que buscan esclarecer las causas, pero esto es una web de bondage y no de ciencia, y por lo tanto me limito a hablar del bondage de pelo.

Para hacer un bondage de pelo en buenas condiciones se necesita un cabello largo, fuerte y sano, porque es más resistente. La longitud ideal del cabello para hacer un buen hair bondage es casi tocando la cintura, pero siendo generoso en las medidas y dando un margen amplio diría que, como mínimo, debería de ser a partir de media melena. Con el cabello cortado justo por debajo del hombro te daría para hacer el lazo gatito.

"El pelo ha de estar sano y fuerte"

Las personas que tengan problemas con el cabello, que sea débil o que tengan caída de cabello, es mejor que no lo practiquen, porque cuando se saquen las ataduras del pelo les va a quedar las cuerdas con tanto pelo que va a parecer un manojo de hierbas. Además, si tienes enredos en el pelo, te arrancara bastantes pelos y te cagarás en toda su familia.

El pelo ha de estar sano, fuerte, limpio, peinado, y ser liso. Un pelo con tirabuzones, o aquello en plan melena salvaje del siglo pasado, o encrespado o rizado, es un pelo difícil y da problemas porque se cruzan los pelos y son muy rebeldes. Por eso lo ideal es el cabello liso, porque es muy fácil de manejar y moldear, y además quedan unas ataduras muy visibles.

"Con qué cuerdas hacer el bondage de pelo"

Yo siempre uso las cuerdas de algodón o de fibra sintética. Alguien preguntara si se puede hacer con cuerdas de cáñamo. Poder, lo que se dice poder, sí se puede. Puestos en plan bestia, también se puede hacer con alambres o hilos de pescar, pero lo perfecto, si se quiere hacer bien, son cuerdas suaves.

El grosor de la cuerda es otro detalle importante. El cabello no es un barco en el amarre del puerto, por lo que no se usan cuerdas del grosor de veleros o transatlánticos. Tampoco se usan muy finas como hilo, entre otras razones porque no se verían. Lo mejor son cuerdas de un grosor entre tres y cuatro milímetros, máximo cinco milímetros, pero cinco ya sería demasiado. El volumen de la cuerda afearía o dificultaría, o haría incluso imposible, algunas ideas de ataduras.

La longitud de la cuerda hay que saber calcularla según el cabello. Si se hace el hair bondage en una mata de pelo de princesa de cuentos, que llega desde lo alto de la torre hasta el suelo, y la largarie de la cuerda es dos palmos, te va a quedar el bondage como un lazo patético. Por el contrario, si el cabello es el típico de media melena, pero usas cuerda de veinte metros de largo, te va a sobrar cuerda por todos sitios, y si empiezas a dar vueltas y vueltas al pelo va a quedar que parecerá has hecho un turbante. Por lo tanto, las cuerdas han de tener un mínimo de dos metros de largo, pero yo uso cuerdas de unos cuatro metros aproximadamente, porque me permiten adornar muy bonito el pelo o unir el pelo a los tobillos atados o las manos atadas.

"Cómo se hace el bondage de pelo para principiantes"

Yo os voy a explicar una forma básica y simple de atar el pelo para gente sin experiencia y principiantes.

Para empezar, hay que recoger el pelo como si hicieras una coleta, y te ayudas de la típica goma de pelo para formar la cola. Es importante el punto de partida de la coleta. Si se pretende la cabeza levantada, hay que colocar el inicio de la cola en la parte superior del hueso parietal, o dicho más coloquial, arriba de todo de la cabeza, e incluso ha de estar muy próximo a la frente. De esa forma, en un hogtied se consigue la imagen que se ve tantas veces en vídeos, de la chica atada con la cabeza levantada y que no puede agachar.

Sin embargo, si el inicio de la cola se hace en el hueso occipital, que está detrás de la cabeza, por debajo de lo que se conoce como la coronilla, la cabeza no queda erguida, y la modelo puede agachar la cabeza hacia abajo.

El recogido del peinado ha de ser muy tenso y tirante. No puede quedar flácido, porque es peligroso y puede provocar alguna lesión cervical si las ataduras fallan o se mueven.

Una vez recogido, con la goma bien pegada al cráneo, se puede optar por el método sencillo, y es aplicar dos nudos con la cuerda por encima de la goma. ¡Cuidado! Eso no es bondage de pelo. Si estiras de la cuerda, verás que resbalará y se escapa todo, y si ceden las ataduras por sorpresa o bruscamente, hay riesgo de lesión cervical, o lo que llama la gente como tirones y pinzamientos.

Para que no resbale, se empuja la coleta hacia arriba, y en apenas cuatro dedos subidos la coleta del pelo debe de volver a su base, creando un vacío que, usando la imaginación, se podría decir es un círculo irregular vacío en su interior. Es como el asa circular de un bidón o de un jarrón, y para conseguir esta forma se aprieta anudado este otro extremo también a la base, bien fuerte, sin miedo, porque el peligro está en dejarlo flojo. Hay que conseguir sea inamovible, y para ello hay que pasar la cuerda por dentro del hueco formado en la coleta. Se voltea de nuevo por su interior, una o dos veces si se quiere, y hay que realizar una comprobación de seguridad antes de continuar.

Esta prueba de seguridad, para ver que la cuerda no resbala y está firme, es muy sencilla. No necesitas ninguna maquinaria compleja de alta tecnología, ni sacarte ningún master, ni cursos ni nada. Es el primitivo manual troglodita, que consigue en tirar de la cuerda. Tampoco te pases, que recuerda el cabello está enganchado a una persona. No es una estatua. Es una persona, y si tiras muy fuerte le va a doler. Sólo hay que empujar lo suficiente para comprobar que, expuesta la atadura a la tensión, el bondage permanece inmóvil y no resbala.

"Esta base es la clave para hacer un buen hair bondage y seguro"

Después de haber hecho esta imprescindible prueba de seguridad, la cuerda, las ataduras, los nudos y el cabello ha de quedar todo tal como se ha puesto. La cuerda no deber que haber resbalado. El cabello no tiene que haberse bacheado en el cuero cabelludo. No tiene que haber ningún bache en el peinado. El peinado tiene que mantenerse firme y tenso. La cuerda se ha de poder tensarse y mantener la atadura idéntica. El nudo no puede haberse movido de su sitio.

Si al hacer este proceso en tu bondage, alguno de los puntos no te convence, sientes alguna duda o inseguridad, desata y repite de nuevo. No pasa nada. Es normal que no salga bien a la primera. Todo en la vida se hace mejor con práctica y experiencia. Si alguien va de listillo o listilla, y demuestra soberbia o vanidad o que tiene un ego descomunal, no juegues con esa persona. Tiene los ingredientes habituales de los subnormales que tienen accidentes. ¡Que se ate él solito los pelos de sus testículos si se aburre!

De tener las ataduras bien hechas, y todo cumplir con los parámetros de seguridad, ya tienes la base hecha y segura, y ya puedes continuar con el hair bondage, que en español le llamamos bondage de pelo. Puedes hacer trenzas con las cuerdas.

Puedes enrollar la cuerda, liarla serpenteando por el cabello, y mil ideas más. El cómo continuar ya depende de tu libertad, tu imaginación, tu fantasía, y el acuerdo mutuo, libre y voluntario, con todas las personas mayores de edad que participen en la fantasía. Prueba, improvisa, planea, peina, etc. Haz lo que vosotros queráis. Esto ya entra dentro de vuestra vida personal. Divertiros, que no es ningún examen, y las estupideces de los Likes no son un jurado de ninguna competición. ¡Que les den por el culo a los Likes! Hay gente que tiene el dedo como un muelle y no tiene ni idea de lo que vota. No os preocupéis por esas estupideces.

"Problemas con el hair bondage"

Hay varios peligros y problemas a tener en cuenta, y comenzaré desglosando este punto con los dos problemas más comunes.

Los dos problemas habituales con el hair bondage son los tirones de pelo y los pelos arrancados. A veces algún pelo se enreda en la cuerda, y al desatar el bondage, aunque vayas con cuidado, algún pelo ya puede haberse roto por la tensión que se ha puesto durante el juego sexual. Con toda la excitación no te das cuenta de la rotura de un pelo, y al quitar las cuerdas se ve un pelo liado en la cuerda, y dices "¡uy, mira, un pelo!". Es entonces cuando tu pareja te pregunta si le has arrancado muchos pelos, y le dices que sólo es un pelo, aunque en verdad son cinco o seis. ¡Mentiras piadosas entre parejas!

También esa otra estrategia entre parejas de llevarte la cuerda y tirar los pelos enredados a la basura antes de que los vea, y entonces te pregunta la pareja cuántos pelos había en la cuerda. Le dices que ninguno, y te dice que una mierda. Eso ocurre cuando ya te conoce mucho en las relaciones largas. ¡Te ha pillado! Le dices la verdad, y le dices que había dos pelos, y te vuelve a decir que una mierda, que seguro que habían cinco o seis otra vez. ¡Te ha vuelto a pillar! Lo mejor es decirle que has mirado por google y has visto que en la cabeza tenemos más de cien mil pelos. A un ritmo de cinco pelos cada tres meses, salen 20 pelos arrancados al año. Practicando treinta años de hair bondage, se han arrancado unos 600 pelos en 30 años de práctica, con lo que todavía le quedan de cien mil hacia arriba. No hay que dramatizar.

El segundo problema son los tirones de pelo. Hay chicas que no les gusta que les tiren del pelo, y les molesta mucho. Incluso hay chicas que se ponen de mala leche y mal humor con los tirones del pelo, por lo que hay que saber encontrar la tensión suficiente para dar seguridad al bondage, pero no hay que enfadar ni molestar a la persona que hace de modelo. Hay que buscar ese equilibrio exacto, por lo que al principio, cuando no se tiene práctica, es recomendable ir muy lentos y poco a poco, cuidadosos. La persona que ata ha de ser muy cuidadosa en lo que hace y ser autocrítico, asumir que lo va a hacer mal y tiene que obedecer, sin rechistar y sin quejarse, las correcciones que le da la modelo, y la persona que tiene el pelo ha de tener paciencia y comprensión, e irle diciendo relajada todo lo que hace mal para que vaya rectificando.

El tercer peligro es la respiración. El uso más habitual del hair bondage es la fantasía sexual en la posición de hogtied. Con una cuerda larga se puede atar el cabello a los tobillos o las manos, tal como os he dicho antes. De este modo se consigue una posición dura, de hard bondage, que no puede bajar la cabeza, y es una posición muy usada para el sexo oral, pero tener en cuenta que la obligación de mantener la cabeza levantada crea dolor de espalda y dificultad de tragar en el cuello, con lo que puede dar problemas serios para respirar. Es peligroso, y en su modalidad extrema no se puede practicar sin experiencia. No es para novatos, y la modelo sufre en esa posición. Es dura e incómoda, y necesita mucha concentración y fuerza.

Un cuarto peligro es hacer el imbécil, que el ser humano está como una cabra y hay mucho tarado, psicópata y desequilibrado por el mundo. También están los burros que van copiando las cosas que ven por Internet, sin tener en cuenta que son una imprudencia o pueden tener trampa.

Dentro de la lista de imbecilidades, que hay a miles, yo os destaco una, y es que nunca hagáis una suspensión atada por el cabello. No lo hagáis nunca. Ya sé que la gente siempre tiene por respuesta que ellos vieron en un programa de televisión, o en un circo, o en un espectáculo, alguien que con el pelo se aguantaba en el aire y daba vueltas y mil cosas. Yo repito, no buscar excusas tontas, no ser copiones inconscientes, y nunca hagáis suspensiones bondage atada por el pelo. Puede salir bien una vez entre mil intentos, dicho de una forma que nos entendemos, pero los 999 fracasos restantes serán lesiones, heridas o accidentes, y muchos de estos accidentes y lesiones serán graves, que os enviarán al hospital de urgencias, u os dejaran secuelas y lesiones irreversibles, que serán para toda la vida. Por lo tanto, no vale la pena el riesgo. Alguien que sepa de retoques fotográficos podrá conseguir el mismo objetivo, y la chica tendrá sus pies sobre taburetes sin asumir riesgos estúpidos. No hagáis nunca estas estupideces.

"Con quién practicar hair bondage"

El bondage sólo se juega con gente que hace uso de su inteligencia, su razonamiento, su control y su sentido común. Empleando estos cuatro ingredientes, el bondage es muy divertido y seguro, también el bondage de pelo.

 

Todo el contenido es de mi propiedad y autoría, y yo soy el único autor de todos estos artículos.

Está estrictamente prohibido su reproducción, comercialización, copia, publicación, y cualquier otro uso no autorizado previamente por escrito. Cualquier interés que tengas, sea cual sea y seas quien seas, es obligatorio mi autorización previa por escrito.

Se emprenderán inmediatamente todas las acciones legales que se estimen oportunas contra cualquier persona, portal, foro blog, web, perfiles, periodistas, medios de comunicación, grupos, empresas, e incluso Administración u Organismo, sea oficial o no oficial, del ámbito público o privado, que vulnere mis derechos, y haga uso prohibido y/o no autorizado.

En caso de estar interesado/a en este artículo, escribe para solicitar la autorización a mi dirección info@exoticbondage.com

Escribe con el asunto "Autorización uso artículo", especificando el artículo de tu interés, y facilitando toda la información completa, lugar exacto de publicación, fecha de publicación, y por supuesto tu nombre y responsable de la petición, con tus datos de contacto directo.

Periodistas y medios de comunicación, indistintamente sea radio, televisión, prensa escrita o digital, deben de contactar a través de la sección "Press", en la barra inferior a pie de esta página.