Juegos para saber lo que SÍ es bondage y lo que NO es bondage

He hecho centenares de entrevistas bondage a la gente con esa parte mía vinculada profesional al periodismo y al fotoperiodismo, y he podido comprobar que la gente ya comienza a saber que el bondage es la práctica de atar y ser atados o atadas. La gente ya acierta muy bien cuando lo diferencia del sado y el BDSM, y han avanzado respecto a aquella cultura equivocada que metían todo en el mismo saco.

He preguntado a centenares y centenares de personas si saben lo qué es bondage, y más del 50% dicen que es el juego sexual relacionado con atarse, las ataduras y usar cuerdas. ¡Es una buena respuesta! ¡Aprobados/as!

También he visto en las entrevistas que hay gente que saben lo que es pero les cuesta explicarlos, no saben explicarlo exactamente, y también he visto en las respuesta que hay gente con conceptos equivocados y confusos, por lo que en este artículo os voy a escribir ejemplos claros, directos y explícitos, para corregir algunos errores respecto lo que SÍ es bondage y lo que NO es bondage.

Comenzamos por la primera pregunta simple.

¿Qué es bondage? El bondage es la práctica de atar y ser atados y atadas. Es un juego sexual, y es una de las fantasías sexuales más usadas y mayoritarias de la gente. Lógicamente la gente lo practica a un nivel mucho más bajo que el nuestro. En la vida sexual diaria de la gente usan las ataduras con telas, esposas, las manos atadas a la espalda, a la cama o a la silla.

También se usa para hacer fotos, pero siempre mantiene su parte erótica y sexual. Hay algunos listos/as que dicen que esto es artístico y tal y cual y etc y etc y otra vez etc. ¡Que aburridos con esos discursos de mierda! Estos discursos son para la gente que les da miedo la carga erótica y sexual de las ataduras, pero esto es lo que es. ¡Bondage! ¡Sexo, cuerdas y erotismo! Hay personas que esto les da miedo y necesitan usar la palabra artística como excusa vulgar y simple, pero estamos en el siglo XXI ya terminando la segunda década. El miedo al erotismo debería de haber extinguido hace años. Si les da miedo... ¡¡que se pongan a mirar los teletubbies!!

¿Usar esposas o telas es bondage? Debemos de decir que las esposas y scarfs sí es bondage también, y me explicaré mejor. El bondage se usa con cuerdas, y yo siempre uso cuerdas. En mi opinión personal, el bondage es con cuerdas, y las esposas son ataduras y morbo. Sin embargo, he de reconocer que el bondage no puede ser como la ópera, donde las personas más estrictas dicen que hay que ir siempre elegante a la ópera. ¡No es verdad! Yo he visto mucha gente en la ópera con zapatillas, manga corta y tejanos.

Por lo tanto, se debe de aceptar las esposas como una parte de bondage. Sí, las esposas es bondage. Para ello, hay una modalidad de bondage que se le llama "cuff bondage", donde se práctica con esposas y grilletes, y en inglés encontraréis muchas webs y fotografías de esta modalidad.. También existe el "scarf bondage", que se practica con pañuelos de seda sobre todo.

De todas maneras, yo sólo lo practico con cuerdas.

¿El bondage es sadomasoquismo y BDSM? No. Rotundamente, NO. Son completamente diferentes, y os voy a explicar las confusiones y las diferencias.

El bondage es la práctica y el juego de atar y ser atados/as. Yo practico bondage toda mi vida, pero yo NO soy amo, yo NO hago dominación, las personas atadas NO son sumisas, yo NO trato a nadie de sumisa, yo NO humillo a nadie, y nadie quiere que le humille o le domine. No me gusta, y no lo hago. Yo hago bondage, ataduras, atar y ser atado/a. Es jugar con el morbo, el placer y la emoción de sentir la excitación indefenso, sin poder moverte y dejarte hacer, por ejemplo. Esto es bondage.

El sadomasoquismo es la práctica y el juego de inligir dolor o querer sentir dolor, de ser sádico/a o de ser masoquista, según el rol que os guste. La gente que lo practica se clava agujas, se vierte cera caliente sobre el cuerpo, se fustiga con el látigo o se ponen pinzas y pesos en los pezones y los testículos. Como podéis comprobar, no se parecen en nada.

El BDSM es lo que genera mayor confusión a la gente, porque la B es la sigla de bondage, pero esto no significa que sea lo mismo. El BDSM es el juego de utilizar muchas fantasías. Son gente que le gusta la dominación, la sumisión, las ataduras, los azotes, y se incluye en este grupo la humillación, castigos como pinzas, fustas, vestir de cuero, arneses y mil cosas más.

Para entenderlo fácil y divertido, el BDSM es como una pizza en la que le han puesto de todo, pepinillos, aceitunas, anchoas, jamón, queso, orégano, carne, cebolla, champiñones, maíz, mozzarella, tomate y todo lo que han ido encontrando por la nevera. Se practica y se juega completamente distinto al bondage, y no tienen nada que ver, aunque usan las ataduras. Son totalmente distintos.

¿Los azotes es bondage? No, nunca. Yo nunca he azotado a nadie, y tampoco quiero que nadie me azote. Los azotes es spanking. Las personas que les gusta ser atadas y azotadas significa que les gusta el bondage y el spanking, dos fantasías distintas que las practicas a la vez, pero insisto en que son dos juegos distintos.

¿Qué juguetes SÍ se usan para hacer bondage? El bondage se hace con cuerdas, pero también hay gente que lo practica con otros materiales. Para dar algunos ejemplos, el cuffbondage es con esposas. El scarfbondage es con pañuelos de éstos largos, de seda u otros materiales. El tape bondage es con cinta de precintar. El castbondage es con escayolas, una practica muy minoritaria y muy extraña que practican profesionales con conocimiento de este material. El plastic wrap es con film transparente, y se usa sobre todo para momificaciones.

Estos son los materiales más habituales.

También se añaden a las ataduras las mordazas y la persona amordazada, los ojos vendados, o incluso hoods, que son como capuchas eróticas.

Por el contrario, ¿qué juguetes NO se usan para hacer bondage? Los látigos NO es bondage. Las fustas, reglas y otros juguetes para azotar NO es bondage. El cuero, el látex y los arneses, NO es bondage. Las pinzas NO es bondage, y así etc etc etc. Básicamente, todo lo no mencionado en la pregunta anterior.

Hay gente que usa juguetes de este tipo al mismo tiempo que las ataduras, pero también hay gente que usa vibradores con el bondage. Responder vosotros/as mismos/as esta pregunta: ¿el vibrador es un juguete bondage? No. Lo puedes usar, sí, pero NO es bondage. Ocurre lo mismo con los juguetes que he dicho.

¿Ser atado/a es ser sumiso/a? No. Atar no es ser amo/a, y del mismo modo estar atado/a no es ser sumiso/a. Yo NUNCA he hecho de amo, y las personas que he atado no son sumisas. Es ser juguetón/a, es ser fantasioso/a en la vida sexual, es ser morboso/a, pero esto no es ser amo/a y tampoco sumiso/a. Hay gente que le gusta adoptar ese rol de sumisión o dominación, pero eso ya es su gusto personal y su actitud. Sobre gustos no hay nada escrito, y cada persona tiene sus preferencias. Es su decisión, pero las ataduras no hacen a la persona amo/a, y tampoco hacen a nadie sumiso/a.

¿Por qué hay tanta confusión todavía a fecha de hoy? La cultura sexual en toda España está muy marcada por los prejuicios, los tabues, los miedos y los estigmas.

La incultura hace débil y frágil a la gente. La incultura hace a la gente manipulable y fácil de adoctrinar. La incultura debilita la astucia de la gente, debilita su inteligencia, su capacidad de razonar, su sentido común, sus ideales, su forma de pensar, sus estrategias y su forma de ser. La incultura deja a la gente sin nada con qué comparar, sin argumentos para debatir, sin conocimiento teórico y mucho menos práctico, y esta realidad es muy peligrosa.

Hay grupos, clubs y personas repugnantes con intereses lucrativos y sexuales que sin ningún escrúpulo se aprovechan de esta situación, y crean todavía mayor incultura de la que ya existe. Esta estrategia es beneficiosa para sus negocios y objetivos, y así se escuchan auténticas gilipolleces de mierda.

Así es la realidad patética y vergonzosa a fecha de hoy, que ya estamos en el siglo XXI terminando la segunda década, y vamos en retroceso. ¡Cada vez peor! La forma de evolucionar comienza por ser y pensar por vosotros/as mismos/as. Hay gente que hace lo que le dicen los amigos y las amigas, lo que le dicen en facebook, en instagram, en whatsapp, o lo que le dice el típico listillo de mierda de cada bar que se cree el tío más sabio del mundo.

Hay que pensar por uno/a mismo/a, hay que tomar las decisiones propias que nos gustan, y no hay que ir por la vida haciendo lo que os dicen los demás, sean buenos amigos o sean unos putos imbéciles. Hay que vivir y disfrutar como os gusta a vosotros/as, porque de lo contrario sólo sois una simple marioneta en manos de los demás.