Las suspensiones en bondage y shibari y sus riesgos

Nosotros llevamos muchos años practicando suspensiones. Thyffany y yo hace más de 20 años que practicamos bondage, y hemos hecho suspensiones de todo tipo. Es incontable decir un número, y no me acuerdo de cuál fue la primera suspensión que hicimos. Hace muchos años ya, y tenemos un montón de recuerdos, historias y anécdotas.

Hemos hecho suspensiones de todo tipo. Hay suspensiones impresionantes, hay suspensiones cómodas, hay suspensiones estéticas, hay suspensiones incómodas y hay suspensiones muy dolorosas. Se pueden hacer suspensiones que son como las torturas más duras. ¡De todo tipo!

Aquí, en España, existe el problema de que hay como una obsesión casi enfermiza o paranoide de la gente por las suspensiones. Todo el mundo quiere practicar suspensiones. Se habla mucho de suspensiones, y hay un montón de listillos y listillas que pululan por las redes sociales que dicen ser maestros, que dicen ser expertos, que dicen que hacen esos peligrosos talleres y cursos ilegales que ya os hablé en un artículo publicado en esta misma sección de "Opinion", y que están hablando siempre de las suspensiones.

La realidad es que en este país hay mucha incultura, el nivel de bondage y shibari es muy bajo, no se explica la verdad, la gente hace suspensiones desastrosas, y es lógico el gran número de accidentes y malas experiencias que existen en esta técnica de ataduras.

Las suspensiones es la modalidad con mayor número de accidentes y malas experiencias. Hay chicas que han tenido experiencias traumáticas, y es imprescindible hablar de las suspensiones. Creo que debería de haber hablado del tema hace meses ya, y os voy a hablar de las suspensiones muy claro y muy directo. Tengo la fama de que se entiende todo cuando hablo. Me da igual si gusta o no. Yo no soy cocinero, y no cocino las letras al gusto de la gente. Escribo lo que es, sincero y muy directo.

Lo dividiré en preguntas y sus respuestas.

¿Qué es una suspensión? Las suspensiones son todas aquellas ataduras donde la persona está colgando y levantada en el aire a una altura cuya distancia le impida tener contacto con el suelo. Da igual el lugar del cual se cuelga, un hierro, una viga, una rama, o cualquier otro soporte seguro para este uso. No importa tampoco si las cuerdas son de cáñamo o algodón. No importa la posición atada. Estos factores no alteran la condición. Sigue siendo una suspensión.

¿Las suspensiones son bondage o son shibari? ¡Las dos cosas! Vamos a avanzar en cultura de una puta vez, que ya toca, y las suspensiones son suspensiones. ¡Así de fácil! No pierdas el tiempo en debatir estupideces, porque perder el tiempo, la energía y esfuerzos, en unas dudas que son pura ciencia ficción, es una de las razones que os pueden conducir a tener accidentes.

¿Las suspensiones duelen? Hay suspensiones que no duelen, hay suspensiones que duelen un poco, otras suspensiones duelen mucho, y hay suspensiones que son torturas duras, y que sólo pueden soportan las mejores modelos con mucha experiencia, o las personas con un buen espíritu de sacrificio, resistencia y superación.

Las personas débiles, sin experiencia, que no practican deporte, que no tienen fuerza mental, inseguras, miedosas, indecisas, sedentarias o comodonas, por poner algunos ejemplos, no aguantan este último tipo de suspensiones ni cinco segundos. Es obligación de los atadores y atadoras el NO practicar suspensiones con estas personas, porque para ellos y ellas será una horrible experiencia.

¿Hay suspensiones cómodas? Por supuesto que sí. Hay suspensiones que no duelen, o que generan muy pocas molestias.

Hay chicas que buscan este tipo de suspensiones muy cómodas para hacerse su típica foto de mierda atada que pone en sus perfiles y así tiene más seguidores, y va diciendo que es una chica diferente y alternativa, y hablan de bondage y shibari y suspensiones como si fueran las mejores modelos del mundo. ¡Una mierda! Esas chicas son las que llamamos "Arbolito Navidad". Se ponen las cuerdas en plan adorno y bien bonito como un árbol navidad. ¡Le faltan las bolitas!

Yo no trabajo con ese tipo de chicas. No quiero ni conocerlas, y hay que ir con cuidado cuando se leen sus habladurías de bondage, porque os pueden crear conceptos equivocados y os pueden conducir a cometer errores graves. No tienen experiencia real profesional en bondage y shibari, y no son modelos. Sólo quieren ir de divas y ser protagonistas, y pasean su ego y su vanidad por sus perfiles.

La suspensión más cómoda que existe es comprarse una hamaca y ponerse a dormir en el jardín de su casa. ¡Eso sí es estar cómoda!

¿Hay accidentes en las suspensiones? Las suspensiones es la práctica de ataduras con más accidentes. En toda la historia ha habido accidentes, algunos graves y trágicos. En Italia, hace unos diez años creo recordar, una chica murió en una suspensión porque las ataduras se movieron, perdió altura, las cuerdas se enrollaron en el cuello de la modelo y murió asfixiada al quedar colgada con las cuerdas apretadas en el cuello.

Este suceso no es el único accidente trágico con las suspensiones. Hay historias reales y demostrables de otros accidentes trágicos, y hay suspensiones en las que la modelo ha sufrido lesiones graves.

Esta realidad existe, y es innegable. No se debe de tener miedo a hablar de este tema. Hay accidentes mortales de coches y motos cada día. Lo sabe todo el mundo, y sin embargo seguimos conduciendo y teniendo coches y motos.

Por esta razón existen esos conceptos que son la preparación, la seguridad, la experiencia, y el sentido común. Existen para evitar los accidentes.

¿Hay malas experiencias en las suspensiones? Muchas. ¡A miles! Me han explicado de todo tipo. Una vez una chica me explicaba que se había mareado y había perdido el conocimiento en una suspensión. Otra vez me explicaba una chica que había acompañado una amiga en una suspensión, y sufrió un dolor horrible. No aguantó ni dos segundos, y le quedaron marcas que le duraron casi un mes. ¡Y así miles de historias!

Yo no voy a ser piadoso. ¡Lo voy a decir muy claro! ¡Es como hablo yo siempre!

Las malas experiencias ocurren por hacer la sesión con la persona equivocada. La gente busca por Facebook, por Instagram, quieren tener una foto como la que han visto de otra persona atada, y se apuntan. El barómetro de calidad son las redes sociales, los likes, los seguidores y los comentarios, y con estos barómetros las malas experiencias son muy probables que sí ocurran. La gente ha tirado a la basura su sentido común, y lo ha cambiado por las redes sociales y por el móvil. ¡Así vamos! Son lógicas, y diría incluso que son merecidas, esas malas experiencias.

¿Con qué cuerdas se hacen las suspensiones? Las cuerdas deben de estar siempre en perfecto estado. Pueden ser de varios materiales. Nosotros llevamos 20 años practicando suspensiones con cuerdas de todo tipo, y nunca se ha roto ninguna.

La mayoría de ocasiones usamos cuerdas de algodón, o de algodón con muy poca fibra sintética, porque las cuerdas de color tienen algo de fibra sintética, aunque sea muy poca. Son cómodas, son suaves, son fáciles de manejar, y son vistosas para las fotos.

Las cuerdas con mucha fibra sintética son más frágiles y suelen tener peor calidad, pero nosotros también usamos estas cuerdas y no hemos tenido nunca accidentes. Simplemente, cuando usamos estas cuerdas con mucha cantidad de de fibra sintética, como son cuerdas de mucho color intenso y brillante, utilizamos dos o tres cuerdas más de lo normal para apoyar la suspensión, porque así tenemos ataduras que actúan de comodín en caso de romperse una cuerda. También sufren menos las cuerdas, están expuestas a menos presión, y la modelo está perfecta y segura.

Las cuerdas de cáñamo son muy fuertes, pero pueden provocar heridas según su rigidez, si están tratadas o no, o si son nuevas o no, porque son muy duras en este caso. Nosotros hemos probado todas las cuerdas de cáñamo en todos estos años, tratadas, nuevas, duras, etc. Con todas las formas se pueden hacer suspensiones, pero hay que acoplarse al estado de la cuerda.

De todos modos, cada fabricante hace distintos tratamientos a las cuerdas. El material no es una verdad máxima sin error. No es cierto. Hay fabricantes que hacen cuerdas de muy mala calidad, y hace pocos meses cerró una empresa que fabricaba cuerdas malas. Las cuerdas salen distintas según el fabricante y el proceso empleado, aunque sea el mismo material.

¿Las suspensiones hacen marcas? Sí. Son marcas temporales y de diferente intensidad, pero las cuerdas hacen marcas.

Las marcas de las suspensiones suelen ser muy intensas, perfectamente visibles y perfectibles, y duran más tiempo que las demás posiciones de bondage. También depende de la suspensión. En el caso de una suspensión boca abajo atada por los tobillos, las marcas se centran en los tobillos. Es decir, las marcas son mucho más notables en los puntos donde las cuerdas ejercen la fuerza para mantener la suspensión.

Las marcas de las cuerdas en las suspensiones pueden llegar a ser de tonos rojos o morados. A veces son muy rojas y otras veces muy oscuras y moradas. Tienen una forma como un rastro continuo y liso durante toda la marca, de diferente anchura. Para entendernos, son como moratones alargados, del grosor de la cuerda, e incluso pueden aparecer muchos pequeños puntos rojos dispersos.

La intensidad y la cantidad de estas marcas, que son las más importantes que se pueden tener en suspensiones, depende de la suspensión, si es muy dura, dolorosa o de la posición. Hay suspensiones cómodas que no crean estas marcas, o son apenas inapreciables.

También existen las típicas marcas de las cuerdas, que dibujan sus surcos en la carne. Es como las ruedas de un tractor es los caminos de tierra.

Todas estas marcas duran algunos días en los casos más duros, y se van solas, sin hacer nada.

En mi opinión personal, que es la misma opinión que la de millones de personas que nos encanta el bondage, no pasa nada por estas marcas. Se van solas, no dejan cicatriz, y no duelen. Sólo son visibles. Forman parte del bondage y el shibari y las suspensiones.

Hay mucha gente que le gustan las marcas, que las encuentran excitantes, y muchas modelos profesionales presumen de las marcas, y las muestran con orgullo después de las sesiones. Para nosotros representa que es una modelo profesional, que tiene sacrificio, resistencia, superación, que entiende la pasión por el bondage, y es el resultado de una excelente sesión bondage.

Sin las marcas no es ser modelo. Sin las marcas es atar en casa, light, de follar con tu pareja atado/a a la cama. Pero repito, que las marcas son temporales y se van al cabo de unos días. Esto no es ningún problema, y sólo asusta a la gente sin carácter, sin personalidad, y a la gente débil.

¿Qué seguridad se tiene que aplicar en una suspensión? Hay unas normas imprescindibles y obligatorias, que varian según la suspensión, pero hay tres normas que se aplican siempre.

En primer lugar, estar en estado sano y lúcido, y hablo de todos y todas, de la persona que ata y de la persona atada. No se bebe ni una cerveza, y no se fuma ni un porro, en ningún momento. Te esperas para emborracharte o drogarte al terminar la sesión, con la persona desatada.

En caso de no poder aguantar la tentación y la necesidad de fumar o beber, es MUY peligroso hacer la suspensión con esa persona. ¡Que le den por el culo! NO hagáis una suspensión JAMÁS con personas drogadas o borrachas. NO hagáis JAMÁS suspensiones con personas que no tienen fuerza de voluntad. Las suspensiones se hacen con personas que tienen control sobre sí mismos/as y no ceden a ninguna tentación.

En segundo lugar, tener unas tijeras en vuestras manos. Ante cualquier problema corta las cuerdas inmediatamente, vigilando que la modelo no caiga en picado al suelo. Las cuerdas de cáñamo son muy duras y no puedes cortarlas fácil. Son difíciles. Tampoco es rápido de cortar. No uses cuerdas de cáñamo si no tienes práctica.

Otro punto que yo siempre destaco es que los egos, las vanidades, la prepotencia, y la soberbia repugnante de los listillos y listillas de turno, son MUY peligrosos. Son algunos de los factores importantes para tener accidentes. La vanidad y la soberbia se deben de quedar fuera de la suspensión, o que se vayan a la mierda. ¡Sin problemas! ¡Así de claro! ¡La seguridad es lo primero!

Por cierto, es recomendable haber transcurrido unas dos horas de digestión, sobre todo en las suspensiones boca abajo.

¿Las suspensiones dolorosas están mal hechas? No. El bondage y el shibari tienen ataduras cómodas, ataduras incómodas y ataduras dolorosas. Hay gente que le gusta la comodidad y las caricias en sexo, pero también hay gente que le gusta el dolor y el sufrimiento. Todos los gustos se deben de respetar.

Aun así, recuerda que las personas percibimos el dolor de manera distinta. Es como los tatuajes. Hay gente que le duelen los tatuajes en el tobillo, y hay gente que dicen que le duelen en el brazo. El dolor se percibe distinto en mismas situaciones.

¿Se puede hacer suspensiones a cualquier persona? No. Hay personas con las que no se pueden hacer suspensiones, por su propia seguridad y por el riesgo para su salud e integridad física.

Por ejemplo, no se puede hacer suspensiones con gente que tenga mucho sobrepeso. Las cuerdas se pueden hundir en su grasa y provocar heridas, hematomas o incluso quemaduras, por el roce. También pueden moverse las cuerdas por las inestabilidad de la grasa, y un mínimo desplazamiento ya puede provocar una lesión, como fisuras, roturas o esguinces, entre otros, o presionar algún órgano, por ejemplo el estómago.

No puede practicarse suspensiones con personas que tengan problemas cardiacos o de salud, o que estén tomando medicamento por algún tratamiento médico.

No se puede practicar suspensiones con personas que sufren problemas de espalda como hernia discal, o que tengan dislocaciones. Es de lógica. No se necesita tener un sobresaliente en Medicina para llegar a estas conclusiones.

¿Cómo puedo saber qué suspensión me gusta? Piensa en tus preferencias sexuales. Las personas que les gustan el dolor o sufrir pueden experimentar las suspensiones duras. Las personas que les gusta la comodidad se pueden comprar una hamaca. Etc.

No es tan complicado. Es mucho más fácil. En sexo a la gente le gustan los besos o los mordiscos. Le gusta que le acaricien los pezones o se los retuerzan. Le gusta las caricias o que le azoten el culo con una regla. En suspensiones es lo mismo, se hacen cómodas o se sufren. ¡Di cómo te gustan, y disfruta! ¡Así de fácil!

¿Cómo practicas tú las suspensiones? Yo practico todas las suspensiones. Son muchos años, y las conozco todas, pero personalmente reconozco que me gustan las suspensiones incómodas que al mismo tiempo son perfectas y seguras. Es decir, mis favoritas son aquellas suspensiones donde la modelo dice que ha sido una suspensión dura, que le han quedado algunas marcas para algunos días, y hemos hecho la suspensión sin problemas, y ha salido todo perfecto y segura.

Estas suspensiones demuestran la calidad de la modelo, su pasión por el bondage, y también demuestran el control y la experiencia del atador.

De todos modos, me adapto siempre a los límites y la exigencia de la modelo. ¿Quieres una hamaca cómoda? Yo te hago una hamaca. ¡Sin problemas!

¿Puedo pedir probar una suspensión? Claro que sí. Las condiciones son las de siempre: ser mayor de edad, mayor de 18 años, pedirlo de forma libre y voluntaria y propia, y en estado sano y lúcido, pero tienes mucha más información en mi sección Model Call.

¿Algún detalle para terminar el artículo? Como he dicho en otros artículos, el listado de preguntas todavía puede ser más largo, pero vuelvo a repetir las conclusiones que he dicho en otras ocasiones, y es simplemente usar el sentido común y la comunicación con tu pareja. Habla con tu pareja, claro, largo y detallado. Quizá tu pareja es una persona divertida en sexo, o a lo mejor es una persona aburrida y sosa de los tiempos de la Inquisición. ¡Eso es cosa vuestra!

Una vez animados, es tener paciencia, divertirse, y siempre máximo respeto y confianza. El SÍ es SÍ, y el NO es NO siempre, a pesar de que hay putos tarados de mierda que parece que no lo entienden. Juega SIEMPRE sólo con gente agradable, y NUNCA juegues con estos tarados subnormales.

No vayais a talleres. No vayais a cursos. Ya os escribí un artículo sobre los talleres y cursos ilegales y peligrosos en este país, y que encontraréis en la sección Opinion de mi web, por si no lo habéis leído.

Aprender y practicar entre vosotros y vosotras mismos/as al mismo tiempo que os estáis divirtiendo. Podéis ser amigos, amigas, dos chicos, dos chicas juntas, pareja, matrimonio o follaamigos. Folla con quien te dé la puta gana. A nadie le tiene que importar con quién follas. Esto ya es cosa vuestra, libre, mútuo y consentido.

Observar las cuerdas bien puestas, las cuerdas que molestan, las que duelen, hablar entre vosotros, decir cuál sí os gusta, cuál cuerda no os gusta, cuál debéis de quitar, cuál cuerda debéis de cambiar, cuál falta para poner, y siempre asegurar que los nudos están fuertes. Yo siempre recomiendo que la suspensión tengan varias cuerdas de apoyo. Con este sistema nosotros nunca hemos tenido un accidente. La seguridad es imprescindible. ¡Y hablar! ¡Comunicación! ¡Y disfrutar!