Pensamos en una sesión fotográfica donde la modelo estuviera estirada sobre tierra y arena. Es un estilo de foto que me gusta, y ya hemos hecho en otras ocasiones alguna galería de fotos de similares características. Hace casi un año de la última vez de este estilo de fotos, y he querido añadir otra sesión bondage con estos escenarios.

Me encantan las fotos con sol, con el brillo de la luz del día, e incluso me gustan las sombras según qué posición. El gusto por las fotos, tal como he dicho muchas veces, es muy diferente y muy personal en cada uno y una de nosotros/as. Hay gente que le gusta en blanco y negro, pero yo detesto las fotos en blanco y negro. Las encuentro aburridas, tristes, apagadas, y eran las típicas fotos que me salían borrosas en mis tiempos de estudiante, y las ponía en blanco y negro porque así no se veía su borrosidad. Usaba la clásica excusa de foto artística en mi adolescencia. Las únicas fotos que valoro bien en blanco y negro son las fotos antiguas de siglos pasadas.

La sesión fue con la modelo desnuda y atada tumbada sobre la tierra. Puse mucha cuerda rodeando su cuerpo desde los tobillos hasta los hombros. Era un lugar seguro y se podía jugar con las cuerdas con relativa calma. Después añadí otras cuerdas en vertical, dando formas en el centro de su cuerpo, con las cuerdas que van entrelazándose atrapando su cuerpo, y sus manos atadas a la espalda.

Este bondage, a pesar de estar bastante lleno de cuerdas, da mucha movilidad a las modelos con mucha experiencia, porque las cuerdas no están atadas a ningún punto fijo, como maderas, columnas, hierros o postes, por ejemplo, y Thyffany demuestra su experiencia con posados de todo tipo, tumbada boca arriba, ladeada, levantando las piernas, doblando las rodillas, y un largo listado que no menciono todo por no aburrir.

He elegido publicar un repertorio variado de fotos y posados que me han gustado. Ha quedado muy bien. .