Outdoor Bondage. Este puente tiene una imagen muy selvático, debido a su muy poco uso y prácticamente abandono. Está dentro de cuanto fue hace muchos años una gran finca privada, y no lleva a ningún camino. Sólo comunica la finca con los campos y plantaciones a pies de la casa, pero esa parte agrícola de la finca actualmente está abandonada, y el puente no tiene uso. Nadie lo cruza, porque no vas a ningún sitio tampoco, y la vegetación ha crecido adherida al puente.

Hace años estaba todo limpio. A fecha de hoy, las enredaderas, las hierbas, y los grandes árboles que crecen vertiginosos del fondo del torrente buscando la luz del sol ya comienzan a ocuparlo. Hay tramos de la barandilla que ya está inestable, pero el puente debio de tener una construcción avanzada en materiales, porque está en perfecto estado, regio, sólido e imperturtable. No tiembla, no se balancea, está recto, y no presenta ni un sólo orificio en el suelo.

"Bondage en este mágico puente selvático"

La idea fue hacer las fotos bondage atada en el puente. Lo hicimos con los brazos atados a la espalda, bien rectos, rodeando su cuerpo por la cintura, ombligo, costillas y por encima y por debajo del pecho, afianzadas de que no resbalaran las cuerdas y quedaran los brazos bien atados pegados contra la espalda.

Aquí no hicimos las piernas atadas, porque ante el riesgo de tropezar hay una caída de entre cinco y diez metros de profundidad, y el suelo es muy rocoso. Una caída desde este puente es muy peligrosa. Es totalmente seguro si andas en línea recta, pero con las piernas atadas el equilibrio es complicado. Hay tramos del puente cubiertos de musgo por la humedad, y también de hierbas, y no está bien pensado poner aquí las piernas atadas, sobre todo cuando yo quería que la modelo se pueda desplazar a lo largo del puente.

La imagen es muy llamativa, pero también hay que recordar que en nuestro país tenemos unos preciosos bosques muy espesos y unas montañas encantadoras y duras. El único inconviente, como siempre, es la mierda de la gente que está en todos sitios, que lo ensucia todo, lo destroza todo y por donde andan es como si hubiera pasado una familia de elefantes, pero sin la gente la naturaleza es preciosa.