Outdoor Bondage. A primera vista, da la impresión que esto es una mesa del Paleolítico o que por aquí van a salir de alguna cueva trogloditas o los Picapiedra, pero rápidamente se ve la farola, los postes, la valla que intento no salga en la fotografía, las viviendas al fondo, y se nota que es simplemente la mesa en el jardín de una casa.

Busqué algo de bondage sencillo. Aquellas semanas habían sido de mucho trabajo con mucha tensión en otras facetas que son de nuestra vida personal y son distintas al bondage, y teníamos ganas de relajación y tranquilidad, pero también queríamos hacer algo de fotos bondage outdoor para divertirnos.

Pensé ideas de cómo enfocar la sesión y cómo se podía colocar la modelo. A pesar de estar agotado por los días anteriores, las ideas siempre tienen que florecer y existir. Probé las cuerdas por debajo de la mesa, pero no me convencía el resultado estético. Probé después atar cuatro cuerdas a cada uno de los cuatro asientos, pero tampoco me convenció, porque me obligaba a abrir campo fotográfico en casi todas las tomas, y se veía todo el panorama de gente al fondo, sus casas y mil tonterías, y no me gustaba.

"Atada sobre esta mesa redonda de piedra"

Tras ir descartando ideas, al final me decanté por la sesión con la modelo atada encima de la mesa, las piernas encogidas atadas al cuerpo con unas ataduras que me impedía estirar las piernas y las mantenía dobladas y tensadas hacia dentro del cuerpo. Para asegurar la tensión de las cuerdas en las piernas y su inmovilidad, creé un sencillo arnés que empujaba las cuerdas levantadas y firmes, y terminé con algo simple, que fue las manos atadas a la espalda.

Esto es muy fácil y no reviste ninguna complicación ni dificultad. Son sesiones perfectas para aquellos días en que por cansancio de trabajo no tenemos la energía al máximo nivel, que eso nos ocurre a todos y todas, y son al mismo tiempo sesiones divertidas y relajantes, porque no cansa este bondage. El resultado también nos gustó. Este escenario no lo habíamos puesto en la originalidad de nuestros photoshoots bondage, y nos gustó. Quedó curioso y bonito.