Urban Decay. Bondage en edificios abandonados. Practicando deporte y nuestros entrenamientos nos encontramos con esta pequeña casa abandonada, y me fijé en que su ventana le daba como un aire pintoresco, gracias a la posición del sol. Me gustó. Son de aquellos escenarios que me llaman la atención para fotos, y no voy a preguntarme por qué me gustó lo que he visto. Simplemente, me gusta. ¡Así de fácil!

Volvimos al día siguiente, ahora ya equipados con todo nuestro material. La foto la tenía muy clara desde el día anterior. Había visualizado la imagen de la modelo atada y sentada en la ventana. El sol quedaba perfecto. Daba de tal forma que oscurecía el interior de la casa, con esa sensación de oscuridad y profundidad, que en realidad sólo es la sombra del sol en el interior de la casa. Lo probamos, y quedaba perfecta.

"Atada sobre la repisa de esta ventana en una casa abandonada"

Thyffany se sentó en la repisa de lo que fue quizá la ventana a un pequeño jardín, tal como se aprecia en el muro. Puso las piernas flexionadas, y comenzamos atando los tobillos. Seguimos por poner las piernas atadas por los muslos y por sus gemelos, y pasamos la cuerda por dentro, para atar las piernas de tal forma que quedan fijadas en esa posición, sin poder estirarlas.

Con las piernas ya atadas, atamos los brazos a la espalda, con las manos atadas y los codos atados usando la misma cuerda, muy larga, añadimos la mordaza y comenzamos a hacer las fotos. El graffitti quedaba muy bien, e hice varias tomas también captando toda la ruina que debió de ser quizá hace muchos años una casa.

Es un nuevo escenario en nuestro bondage en casas abandonadas, en esta categoría bondage de Urban Decay, y ya sabéis que a mí me encanta siempre poner nuevos escenarios y no repetir los lugares. Me encanta la variedad, y aprovechamos esta oportunidad para añadir un nuevo edificio abandonado. Quedaron muy bonitas las fotos.