WaterBondage. Bondage atada dentro del agua. Las sesiones en los escenarios donde se puede jugar con el agua permite un abanico tan gigantesco de ideas que casi merecen el adjetivo de infinitas. Se puede levantar agua trescientas mil veces, y en las trescientas mil fotos el agua siempre tiene alguna forma distinta y variada, en sus gotas, sus dibujos, su densidad, y cualquier otro detalle. Nunca salen dos fotos idénticas con el agua.

Nosotros fuimos de excursión hasta uno de los ríos que nos permite zonas de aguas tranquilas. La idea en esta sesión fue Thyffany Young con los brazos atados a la espalda por las muñecas y los codos, amordazada con un bozal de boja roja, y hacer la sesión en un tramo de río con la profundidad hasta la altura de la cintura.

"Atada con las manos a la espalda dentro del agua"

En esta posición atada, y con una profundidad suficiente, se puede hacer mucho juego, desde levantar grandes cantidades de agua con las manos atadas a la espalda hasta captar reflejos en las fotos. El agua, como se puede ver, no es cristalina por la cantidad de sedimentos que arrastra y las características del terreno, pero sigue produciéndose reflejos sobre el agua.

Fue una sesión sencilla y fácil para nosotros, que llevamos muchos años haciendo fotos bondage dentro del agua y tenemos mucha experiencia.