Outdoor Bondage. Este extraño artilugio siempre he dicho yo que es un carro para circular por Marte, pero por supuesto no es verdad, y sólo es un comentario en tono de humor. Realmente, esto es un carruaje de competición de caballos. Para explicarlo de una manera gráfica y fácil de entender, sería al estilo de las carreras de cuádrigas famosas en las películas de Hollywood que se hacia sobre romanos y luchas de gladiadores, como la mítica Ben-hur. Por supuesto que no es exacto, porque aquí no se pegan con látigos, no se embisten con pinchos y no se atropellan con los caballos. Son, simplemente, carreras de carruajes.

Para mí es muy difícil de explicar, porque yo no lo practico, no he asistido nunca a estas carreras y no conozco ni tan siquiera las normas, pero supongo que algún vídeo habrá circulando por Internet y que la gente podrá ver. Aquí, en Cataluña, están prohibidas. Estas carreras aquí no serían legales, pero en muchas zonas de España sí se practican.

"Bondage en este carruaje de carreras"

Respecto a los caballos, también desconozco qué caballos utilizan. Son carreras de muy pocos aficionados, concentradas en grupos de fans que les gusta este estilo de carreras. Hay gente que es por costumbre o por cultura, pero la razón principal es que se hacen muchas apuestas, y genera dinero. Yo no sé cómo funcionan, no sé su reglamento, y no tengo ni idea de lo que ganan, de lo que pierden, de si les multan, de los permisos, y mil historias.

Conozco este carruaje, que como se puede ver muy fácilmente en la foto está todo modificado. Todos los carruajes que participan en estas competiciones se modifican. Es como tunear un coche entero. Estas ruedas son de competición para que se agarren mejor a los terrenos, y me han comentado que estas ruedas todavía son insignificantes en las carreras. ¡Curioso! El carruaje es brutalmente pesado. Su peso es sorprendente si se conoce cómo son estos tipos de carruajes. Tiene hierro macizo, y la verdad es que me han explicado historias muy insólitas y curiosas. Hay gente que, como a mí, le gusta el bondage, y hay gente que le gusta este raro deporte. Hay gente para todo..

Yo he aprovechado que el carruaje está aparcado y que en estas fechas nadie lo usa para carreras en estas fechas para hacer una sesión de fotos bondage. Es la segunda sesión en este carruaje. No me gusta repetir escenarios, pero la primera vez fue con la modelo sentada encima, y no se podía ver esta parte trasera del carruaje. Aquí se acopla las personas, que por lo que me han comentado han de ir equilibrando en las curvas, porque por lo visto estos caballos son muy rápidos, y volcaría en las curvas. ¡Muy curioso!

La modelo está sentada sobre los reposabrazos de ambos laterales, con las piernas abiertas y atada sus muslos a los hierros de la carrocería. Los tobillos también están atados a los laterales, de tal manera que las piernas quedan abiertas, sin poder moverlas ni cerrarlas y ni tan siquiera levantarse. Las manos están atadas a los hierros del asiento superior, con cada muñeca atada a su extremo opuesto, y amordazada.

El posado era muy bonito, incómodo, algo duro, encaminado al estilo bondage que me gusta, y Thyffany sale como siempre preciosa.