Outdoor Bondage. Este es el primer carruaje antiguo en la que hicimos fotos bondage. Tenemos una larga colección con bondage en carruajes de muchos tipos, en los que se pueden ambientar miles de sesiones. La imaginación, la fantasía, y las ideas, deben de ser siempre interminables. Es cierto que a veces es difícil decidirse por un posado concreto y descartar el resto, pero la vida es decidir. De todos modos, estas decisiones son muy fácil, porque el bondage que no hacemos el lunes lo haremos el martes. Es muy simple y fácil la solución.

Me atraía la idea de estar sentada atada en los asientos delanteros. Las piernas estaban juntas, atadas por tobillas, por gemelos y atadas por los muslos, pero le di libertad de poder mover las piernas arriba y abajo, para variar posiciones. Añadí una cuerda atando los dedos de los pies, de tal forma que las plantas de las piernas quedan tocándose y sin poder separarse como las piernas.

"Bondage sentada en este antiguo carruaje"

El cuerpo lo tiene atado por la cintura al respaldo del asiento. Los brazos están atados abiertos, apoyados en horizontal sobre el respaldo, cada uno estirado hacia su extremo, atados con un buen grosor de las muñecas a los antebrazos, y otra vuelta de cuerdas en los codos, apretados de tal forma que no puede despegarlos ni moverlos de la tapicería. Otra cuerda en el pecho ata la parte superior del cuerpo asegura todavía mejor estar pegada al respaldo, y para acabar añadí el ballgag para estar amordazada.

Este carruaje no es excesivamente pesado. Tampoco es una pluma, pero hay carruajes mucho más pesados, y lo puede mover cualquier persona con la modelo sentada y atada encima. La dificultad es llevar la dirección para orientarlo como se quiere colocar, y otra dificultad es ese terreno de hierbas y tierras, pero no es barro y es plano, así que mucho más fácil de lo que puede parecer.

Tenemos muchas más fotos de carruajes, con bondage severos e incluso suspensiones en un carruaje, que quedaron espectaculares, y que podéis ver navegando por nuestra web.