Outdoor Bondage. Ha llovido en abundancia, y con el sol de los días posteriores los prados y campos tienen unas tonalidades verdes espectaculares. Es precioso este vivo color, y nosotros bajamos hasta uno de estos parajes soleados, donde el sol ya supera la altura de las montañas, para hacer una sesión de fotos sobre estos mantos de hierbas.

Quedan muy bonitos, pero debajo de las hierbas hay todo un mundo de arañas, hormigas, escarabajos, insectos, y el lugar está lleno de mosquitos. Estamos acostumbrados, y sabemos que hay que untarse, porque de lo contrario te acribillan.

"Atada sobre mantos de hierbas tras temporada de lluvias intensas"

Escogimos de vestimenta ropa blanca reluciente, un short blanco y un top blanco que forman parte de un disfraz erótico, y que hemos usado en muy pocas ocasiones. En esta ambientación es su lugar ideal, porque resalta sobre el verde intenso de las lluvias recientes. El tono rojo de las cuerdas es muy bueno para sumarse a ese conjunto de colores, y además Thyffany estaba muy morena en estas fechas. Ella tiene un bronceado muy intenso cuando se pone a tomar elsol.

Atamos las piernas en frogtied, pusimos las manos atadas a la espalda, atamos los brazos al cuerpo rodeando el pecho por encima y por debajo, con las cuerdas volteando a la altura de los codos, pusimos un grueso ballgag rosa para la imagen amordazada, y nos pusimos a hacer las fotos.

No buscamos nada espectacular en esta sesión, sino el resultado de un escenario otudoor bondage donde los vivos colores intensos tomaban el protagonismo. Busqué una sesión llamativa de colores. A nosotros nos gusta poner de vez en cuando alguna de estas ideas que no requieren de mucha complejidad, porque son divertidas y relajantes. Son esas horas donde la gente destroza su tiempo y su dinero en ir a tomar una bebida a un bar o comprarse un sombrerito de mierda porque está en el escaparate de una tienda. Esas horas nosotros las dedicamos a divertirnos con cuerdas y bondage. Es mucha mejor diversión.