TRACTOR BONDAGE - 29 -

Hace unos meses pasados os habíamos publicado la primera sesión hecha en las espectaculares sierras frontales de este gigante tecnológico en su sector. Es increíble y enorme, preparado para trabajar en todo tipo de condiciones y adversidades. Para que os hagáis una idea de su tamaño, sólo las ruedas delanteras superan en su punto máximo el 1,80m de altura.

Esta segunda sesión, a diferencia de la anterior, fue arriba en la cabina, para poder enseñar con mejor claridad cómo es el tractor desde su vista lateral, y el lugar donde se ha situado Thyffany para las fotos equivale a una altura de un autobús de dos pisos, o si me apuro diría que un poco más. Se sube por unas escaleras, y cuando llegas arriba se nota la altura. Entonces te das cuenta realmente de la distancia con el suelo.

Esta maquinaria es brutalmente cara, muy exigente y hay que ser muy cuidadoso, porque cualquier avería o desperfecto que tenga, aunque se una tontería insignificante, ya te va a costar miles de euros. En esta belleza de máquina no son baratas ni las bombillas.

"Bondage arriba en la cabina de esta espectacular cosechadora"

Tal como os conté en la galería publicada en nuestra web de sus sierras impresionantes, estas máquinas trabajan en épocas muy concretas del año. No funcionan cada día, porque su coste de funcionamiento y consumo es muy alto. No pueden ir a un trabajo para tareas breves y simples. No sale a cuenta, pero cuando empiezan a trabajar no paran durante semanas, trabajando horas y horas a todo rendimiento y sin descanso. Es la mejor forma de su rentabilidad.

Ahora ya no volverá a arrancar hasta dentro de bastantes meses. Está aparcado en una enorme nave junto otras cosechadoras, picadoras, y gran maquinaria pesada, y nos pasamos toda una tarde en la nave haciendo varias sesiones de fotos.

La primera sesión ya fue publicada hace meses, y esta fue la segunda sesión en esta máquina, hecha con Thyffany atada arriba en la cabina. Habíamos pensado un bondage dentro de la cabina, pero la iluminación diurna que entra por las zonas donde el techo es traslúcido, y las contraluces por todos los rincones, dan muchos reflejos sobre la cabina, y por eso decidimos hacerlo afuera, en el exterior. Nos aburrimos si comenzamos a calcular diafragmas ni mil mierdas.

Atamos los tobillos juntos, que no sé por qué atamos los tobillos, ya que no se ven en inguna fotografía por el diseño de la zona baja de la barandilla. Después atamos las rodillas a la barandilla, la cintura también la tiene atada a la barandilla usando el formato de atarla por ambos costados del cuerpo, las manos están atadas a la espalda, amordazada con un ballgag rojo, y comenzamos a hacer las fotos. Me centré en esta ocasión en los enfoques laterales, porque ya habéis visto bien la sierra si habéis navegado por la web, y queríamos enseñar su forma poderosa vista de lado. La gente que ve esta máquina por primera vez se quedan asombrados. ¡NI Ferrari ni Porsche ni pijadas por el estilo! Este gigante impresiona mucho más a la gente. Es realmente precioso.