Urban Decay. Bondage en edificios abandonados. Esto es un corral abandonada, de una granja antigua que ya está abandonada y con mucha parte del edificio en ruinas. Intuyo, por la reja de la puerta, que debía de ser aves, muy probablemente gallinas, pero en estos corrales en ocasiones se tienen otros animales pequeños, como un ternero recién nacido u ovejas. La gran abundancia de paja en el suelo es otra pista para deducir su uso.

Ahora está abandonada, y de animales sólo entra la especie humana, pero hay un detalle muy llamativo de este edificio. Lleva años abandonados, pero no hay ni un solo grafiti. No hay ni una pintada, ni una firma. Eso es increíblemente raro. He repasado de memoria, y con revisiones de fotografías, los centenares de edificios abandonados donde hemos hecho fotos, y no recuerdo ni un sólo edificio que no tuviera, como mínimo, una pitnada, un grafiti o una firma, aunque sea cutre y hortera. Este edificio no tiene nada. ¡Cero! Eso me hace sospechar que el propietario lo tiene vigilado, y que a lo mejor tiene mala leche y llama a la policía si ve gente en el edificio, pero eso nos hace usar la experiencia, la astucia y el cerebro para la seguridad.

"Atada en la silla de este corral abandonado"

Nosotros, por supuesto, seguimos adelante. Nuestro lema desde toda la vida es muy fácil. El miedo nunca puede frenarte, sino que debe hacerte más inteligente y ganar. El miedo nunca debe de hacerte perder.

La silla que había en el lugar me encantó, y me sorprendió. Estaba en perfecto estado la silla. No tenía ni una pata rota, ni una madera astillada, y su asiento estaba intacto. Aquí viene alguien a sentarse. Nosotros aprovechamos la silla, que me contó Thyffany es una maravilla y muy cómoda, y el posado fue con la modelo sentada en la silla, atadas las piernas abiertas desde los tobillos hasta los muslos a las patas de cada lado, los brazos atados de muñecas a codos a los respaldos laterales de la silla, y amordazada.

La imagen quedaba muy sensual y atrevida, e hice fotos desde todos los ángulos posibles, porque ese pequeño gallinero hará dos metros de largo por dos metros de ancho. Es el tamaño que se ve en la foto, pero ya tenía espacio suficiente para hacer las fotos que yo tenía pensadas, y quedó genial. Me gustó mucho, y la sesión fue sin problemas y muy tranquila.